Reforma judicial: Fernández desafió a las críticas y el Senado sacó el dictamen




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Con cambios menores sobre el texto original, el oficialismo le dio dictamen en el Senado al proyecto de reforma judicial y la tratará la semana que viene en el recinto, donde tiene clara mayoría. El gobierno quiere empezar a discutir a principios del próximo mes la iniciativa en Diputados, donde los números están más ajustados: al rechazo del lavagnismo se sumó en las últimas horas el de los diputados que responden al gobernador cordobés Juan Schiaretti. El Ejecutivo no retrocede: en su primera aparición pública tras la masiva marcha en su contra, Alberto Fernández advirtió: “No nos van a doblegar los que gritan, los que gritan suelen no tener razón”.


Tras dos semanas de debate, el plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia se reunió ayer por última vez para tratar el proyecto de reforma judicial. El Frente de Todos impuso su mayoría y la iniciativa obtuvo dictamen sin inconvenientes.


De convertirse en ley, se fusionarán los 12 juzgados penales federales (Comodoro Py) con los 11 en lo penal económico y se duplicarán para llegar a 46 tribunales en el nuevo esquema de la Justicia Federal Penal, la que más preocupa al kirchnerismo. Finalmente, no se unificará el fuero Civil y Comercial con el Contencioso Administrativo, sino que se creará un tribunal de resolución de conflictos de competencia.


De todos modos, el objetivo central y el espíritu de la iniciativa se mantienen intactos. Según sostuvo el oficialismo durante el debate, la reforma judicial tendrá un costo de $1.939 millones.
Se prevé que el gobierno apruebe el proyecto sin problemas en el recinto la semana que viene y lo gire rápidamente a Diputados. Allí, la discusión será más compleja.


Esta semana, la cúpula de Juntos por el Cambio envió una carta al presidente Alberto Fernández pidiéndole que retire del proyecto y advirtió que no participará el debate de ninguna norma que no se encuadre en la emergencia sanitaria y económica.

También, un día después de la movilización en que tuvo como principal consigna el rechazo a la reforma, los tres diputados de Consenso Federal –la fuerza que lidera Roberto Lavagna– anunciaron la decisión de no acompañar la iniciativa.“Sin consenso es inviable”, advirtieron. En las últimas horas se sumaron al rechazo cuatro diputados de Córdoba: se trata de Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Pablo Cassinerio y Claudia Márquez, que responden al gobernador Schiaretti.


Los diputados de la Izquierda, Romina Del Plá y Nicolás Del Caño se manifestaron en contra.
Pero Alberto Fernández ya anticipó ayer que no hay marcha atrás. “Hay un Estado decidido a salir adelante y no nos va a doblegar los que gritan, los que gritan suelen no tener razón, nosotros sabemos a qué vinimos”, dijo en un acto desde Olivos, conectado por videoconferencia con los gobernadores de Chaco, Misiones, Córdoba, La Pampa y Salta, en el que anunció un plan de obras para esas provincias.


Comentarios


Reforma judicial: Fernández desafió a las críticas y el Senado sacó el dictamen