Regulan el transporte escolar en el Valle Medio para evitar excesos

Educación quiere que se cumpla la normativa que garantiza el servicio sólo para los alumnos que viven a más tres kilómetros de la escuela y no cuentan con otro establecimiento más cercano.

02 ene 2018 - 00:00

La delegada de Educación en el Valle Medio, Marta Larrarte, confirmó que este año se buscará reestructurar el sistema de transporte escolar en la comarca.

Extraoficialmente se indicó que en el último año se pagó por este servicio más de 17 millones de pesos, y que se registraron distintos excesos. Por ejemplo, en algunas escuelas rurales un alto porcentaje de la matrícula está conformada por alumnos que viven en las zonas urbanas y cerca de otros centros educativos.

Es por ello que se tratará de ordenar el servicio. “Se analizó y se trabajó mucho para mejorar. En algunos lugares tal vez faltó informar más sobre la nueva normativa, que es la 906. Ahí se marca que el transporte puede ser usado por todos aquellos a los que les corresponda. ¿A quienes les corresponde? A los que estén a más de tres kilómetros de la escuela que le corresponda por cercanía”, explicó Larrarte.

Sobre algunos planteos realizados por padres de la región en las reuniones con Educación, la funcionaria aclaró que “se puede elegir el colegio adonde mandar a los hijos, siempre que haya vacante”, pero “lo que el Estado no te puede garantizar en ese caso es el transporte”.

“Te va a garantizar el transporte si la escuela más cercana está a más de tres kilómetros”, detalló.

“A partir de este año se tiene que respetar la normativa que marca que si yo estoy en el pueblo, resido en el pueblo, lo tengo que mandar a la escuela más cercana. Lo quiero mandar a otra, se puede si hay vacante, pero lo que no puedo pedir es el transporte. Quien va a poder pedir el transporte es el chico de chacras que va a la escuela rural y reside a más de tres kilómetros de la escuela” subrayó.

En la comarca del Valle Medio muchos chicos de la ciudad van a las escuelas de chacras, donde se dicta jornada extendida, aún cuando viven a escasos metros de algún centro educativo. De todos modos, aclaró Larrarte, que quienes están asistiendo a clases en esos colegios lo podrán seguir haciendo.

Durante el último ciclo lectivo el Estado provincial habría pagado unos 17 millones por el servicio en la comarca.

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.