Renunció la mitad de los terapistas que pidió amparo y la Justicia no resuelve

Renunciaron 5 de los 11 profesionales del Castro Rendón. La jueza Reynals fue notificada de las vacantes y aún continúa el trámite de la producción de prueba.

La presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva: “Tenemos el temor de que el sistema colapse”.

La presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva: “Tenemos el temor de que el sistema colapse”.

De los 11 terapistas del hospital Castro Rendón, el más grande de Neuquén, que presentaron en enero pasado una acción de amparo por el colapso del servicio en el contexto de la pandemia por covid-19, ya renunciaron cinco de ellos. La jueza María Eliana Reynals fue notificada de las salidas y aún no resolvió si hará lugar a los pedidos que impulsaron la presentación judicial.

La abogada Carolina Ubaldini, integrante del estudio jurídico que representa a los especialistas, dijo a RÍO NEGRO que sólo quedan seis terapistas que permanecen en sus funciones. Dos dejaron sus cargos hace un mes y tres lo harán a partir de abril.

Se ha incorporado, afirmó la abogada, un intensivista full time y otros especialistas que tienen funciones administrativas en organismos públicos como el Incucai, que realizan pequeñas asistencias en las salas de terapia intensiva para suplir la falta de recurso humano.

“A la fecha la situación es peor a la del inicio (del conflicto)”, mencionó la abogada. Afirmó que también se produjo la dimisión de tres médicos residentes en el establecimiento.

Ubaldini manifestó que la sala de terapia que atiende a pacientes que no tienen covid-19 “está saturada” y que la UTI covid “está complicada” antes de lo que podría ser la llegada de la segunda ola de contagios.

La disponibilidad de los enfermeros también se ha visto afectada por el paro que realizan los trabajadores de la salud que rechazan el acuerdo paritario firmado por ATE y UPCN. La atención de camas se ha reducido producto de esta situación, según indicó Ubaldini.

Actualmente la ocupación en unidades de terapia intensiva en la provincia se ubica en el 89,7%.

El trámite

El amparo fue presentado el 15 de enero y tiene múltiples demandas. Plantea que el personal está teniendo extensas jornadas de trabajo, que existe una sobresaturación en la atención (un terapista cada 16 camas, el doble de lo recomendado), que no hay un espacio adecuado para el descanso del plantel, que faltan insumos, que las remuneraciones no son las adecuadas y que se registra una afectación en la salud mental del equipo.

El Castro Rendón es el hospital de mayor complejidad del sistema público, y en la emergencia sanitaria, el que atiende los casos más graves de Neuquén. De hecho se montó una Unidad Covid-19 en el quinto piso del hospital.

El 19 de enero la jueza de feria Elizabeth García Fleiss declaró la admisibilidad de la acción y corrió traslado al gobierno. La fiscalía de Estado respondió el 26 de enero y rechazó en todos sus términos la demanda. El 3 de febrero se realizó la primera audiencia de conciliación entre las partes. Después de una serie de encuentros se le informó a Reynals, a quien fue derivado el caso, que no había posibilidad de acuerdo.

Desde entonces la magistrada recibe la producción de la prueba, como la pericia psicológica realizada a los trabajadores. Cuando resuelva el conflicto quedarán seis de los 11 amparistas, aunque la abogada no descartó nuevas renuncias.

Mientras tanto el hospital abrió una convocatoria para médicos intensivistas de adultos que quieran incorporarse a la plantilla.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Renunció la mitad de los terapistas que pidió amparo y la Justicia no resuelve