Restaurantes de Bariloche reclaman, cocinan y ayudan

Piden un subsidio de provincia para resistir hasta la temporada de verano. Según un relevamiento propio cerraron 50 locales gastronómicos en lo que va de la pandemia.





Dos reconocidos chef de Bariloche cocinaron en el centro Cívico un pollo al disco solidario y en reclamo de ayudas. Foto: Marcelo Martinez

Dos reconocidos chef de Bariloche cocinaron en el centro Cívico un pollo al disco solidario y en reclamo de ayudas. Foto: Marcelo Martinez

En un nuevo reclamo para pedir a la provincia un subsidio, propietarios de restaurantes de Bariloche realizaron este mediodía un pollo al disco solidario con un precio simbólico cuya recaudación será donada al hospital Ramón Carrillo.

El aroma del pollo al disco invadió el Centro Cívico donde los organizadores montaron un gazebo y mecheros para que los chef Pablo Quivén y Federico Fontán cocinen a la vista de todos en esta protesta para visibilizar la situación crítica del sector que registra el cierre de unos 50 restaurantes.

Se espera realizar 450 porciones de pollo al disco con un bono contribución de 100 pesos. Alrededor de las 13 comenzaba la entrega a una larga fila de interesados, distanciados con 2 metros uno del otro, que habían adquirido el bono durante la mañana.

Carlos Patarata, referente de los empresarios gastronómicos cuyo restaurante, Kostelo, cerró durante la pandemia, dijo a que el planteo del sector está dirigido a la gobernadora Arabela Carreras a quien le reclaman que la provincia aporte un subsidio específico al sector para evitar que sigan cerrando locales.

Las porciones de pollo al disco se vendieron a 100 pesos y lo recaudado irá al hospital. Foto: Marcelo Martinez

El Gobierno hasta el momento además de postergar pagos de impuestos, puso a disposición unos 25 millones de pesos para auxiliar a las actividades afectadas en Bariloche pero también abarca otros rubros como comercios, agencias de viajes, transportistas, entre otros también afectados por la falta de turismo. Los gastronómicos plantean un aporte especial para su sector.

“La oferta gastronómica de la ciudad es muy grande para el consumo interno” graficó Patarata al indicar que el sector está estrechamente ligado al turismo. Por eso piden una ayuda para subsistir hasta la temporada de verano cuando esperan mejorar los ingresos con la llegada de turistas.

Según el referente, los restaurantes que hoy abren sus puertas, en el horario reducido permitido y solo para público local, tienen un 20% de facturación respecto de lo habitual y con esos ingresos no lograr cubrir los costos. Además hay otros que decidieron no atender al público porque irían a pérdida con los costos de impuestos, servicios, personal y otros gastos.

Los empresarios gastronómicos hicieron un pollo al disco en el Centro Cívico. Foto: Marcelo Martinez

Algunos de los propietarios integran la Asociación Hotelera y Gastronómica de Bariloche y otros se sumaron ahora a un grupo autoconvocado que se creó. En total rozan los 100 emprendimientos que buscan un auxilio para afrontar esta situación pero en la ciudad habría unos 250 restaurantes a los que debería alcanzar la ayuda.

De manera paralela a los reclamos, realizan una tarea de análisis del sector para aportar a la provincia una eventual solución de cuánto dinero de ayuda se requiere, cómo distribuirlo según las dimensiones de cada emprendimiento, entre otras cuestiones.

Por el momento estos emprendimientos reciben el ATP para cubrir un porcentaje de los salarios y algunos también aplicaron para créditos a tasa cero.

El pollo al disco solidario se terminó de inmediato y se recaudaron 45.000 pesos para el hospital. Foto: Marcelo Martinez

Comentarios


Restaurantes de Bariloche reclaman, cocinan y ayudan