Revés para la fiscalía en la causa López: el arrepentido se presentó tarde

El juez cipoleño Julio Sueldo no hizo lugar al pedido del Ministerio Público Fiscal porque la solicitud fue extemporánea. El defensor del sindicalista aseguró que hace más de un año caducó la posibilidad de introducir la figura del testigo colaborador.




Rubén López y Juan Lescano

Rubén López y Juan Lescano

Juan Domingo Lezcano no podrá declarar como arrepentido en la causa que se le sigue al gremialista de la Fruta Rubén López. Después de transitar las dos denuncias por abuso sexual, el sindicalista surfea una investigación por asociación ilícita en el fuero provincial y otra en el federal.

Hoy el juez de juicio de Cipolletti Julio Sueldo determinó que era extemporáneo el pedido de la fiscalía para introducir testimonios contra el exlegislador. El defensor López, Guillermo Oviedo, declaró que la medida es justa porque se trató de un pedido "extemporáneo". "El fiscal no puede hacer lo que quiera. Hace un años y dos meses el fiscal perdió la posibilidad da de colocar la figura del testigo colaborador", indicó.

Una vez más, la fiscalía de Cipolletti trastabilló en una investigación por asociación ilícita. La causa la lleva adelante el fiscal Guillermo Merlo y el fiscal jefe Santiago Márquez Gauna quienes le atribuyen a López ser el líder de un grupo que buscaba “hacer negocios” con la obra social del sindicato y el gremio de la fruta que supo conducir durante muchos años.


López fue un hombre fuerte dentro del ámbito sindical y en las filas del oficialismo provincial. Se vio obligado a renunciar como legislador cuando el procesamiento por el abuso sexual de una mujer que hacia tareas domésticas en su casa era inminente. Esa condena fue ratificada hace días por la Corte Suprema. La otra causa no corrió la misma suerte y terminó absuelto por abuso sexual junto al futbolista Luis Abramovich.

La fiscalía impulsó luego la asociación ilícita por los manejos en la obra social y en el gremio de la Fruta. Lo que era una megainvestigación – o al menos así se publicitó – se encontró con el primer escollo. La expareja de López, por falta de antecedentes, accedió a un beneficio procesal y fue sobreseída hace un par de semanas. La fiscalía aceptó que, como condición para el sobreseimiento, le comprara una cámara fotográfica a la Brigada de Investigaciones por una suma cercana a los diez mil pesos.

Como una cara de la misma moneda, la fiscalía cargó contra el expatrón sindical. Consiguió que algunos de los integrantes de la supuesta asociación ilícita declararan en contra del líder y se acogieran a la ley nacional del “imputado arrepentido”.


Hubo una reunión cumbre entre defensores y fiscales y la propuesta fue llevada ante el juez Julio Sueldo que dirige un extensísimo control de acusación. Hoy el magistrado comunicó que la parte acusadora que debió realizar la petición del testigo arrepentido antes de que concluyera la etapa preparatoria. Es decir en esta instancia la petición es inadmisible.

Oviedo criticó la medida interpuesta por la fiscal y apuntó contra el fiscal jefe Santiago Márquez Gauna. "La persecución del fiscal a toda luces resulta arbitraria. Perdió todo tipo de objetividad. Deja dudas, no a los defensores ni a los jueves, porque conocemos de derecho. Deja duda el actuar de la justicia a la sociedad. Debemos ser claros y dar ejemplos", agregó.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Revés para la fiscalía en la causa López: el arrepentido se presentó tarde