Revolución francesa en el Mundial de básquet

Con un gran trabajo defensivo, el equipo europeo dejó afuera a Estados Unidos y será rival de Argentina en la semi de mañana. Claves y datos de un grupo de jugadores que también hace historia para el deporte de su país.



Rudy Gobert tiene 27 años y desde 2013 juega en Utah Jazz. Ayer sacó chapa contra sus rivales de temporada regular. De hecho, es compañero de equipo de Mitchell. Con 21 puntos y 16 rebotes, el interno de Francia fue la figura de un equipo donde otros cuatro de sus compañeros juegan en la NBA. Mide 2,16 y su aporte cerca de los aros es clave.

Todavía no terminó, pero ya se puede afirmar que ese torneo va a quedar en el recuerdo. Francia dio otro golpe de efecto en el Mundial de básquet que se juega en China al derrotar a Estados Unidos 89 a 79.

La victoria de los galos no solo representó su clasificación a semifinales, donde será rival de Argentina, sino que implicó un martillazo para la disciplina.
El conjunto norteamericano es el campeón vigente y su plantel está compuesto por jugadores NBA.

Evan Fournier juega como escolta en Orlando Magic y ayer fue goleador de Francia con 22 puntos. A partir de él se generan buena parte de las ofensivas de su equipo. Tiene 26 años y llegó a la NBA en 2012.

Francia hizo pie en defensa para bajarle el goleo a un equipo cuyo poder ofensivo en los lanzamientos desde el perímetro era su principal arma.

Adelante, el conjunto europeo contó con Rudy Gobert y Evan Fournier , quienes se hicieron cargo de la mayoría de las ofensivas de su equipo. Con ellos dos a la cabeza, Francia se puso arriba en el segundo cuarto y llegó a ganar por 10 en el tercero.

Sin embargo, a partir del goleo de Donovan Mitchell, el irregular Estados Unidos se recuperó y pasó al frente en el inicio del último parcial.

Donovan Mitchell fue máximo anotador del juego con 29, pero no marcó en los últimos 7 minutos. El rival lo defendió bien y los compañeros nunca aparecieron para ayudarlo.
A su jóvenes 23 años es una de las promesas de la NBA.

Cuando parecía que la formación yanqui se quedaba con la clasificación, los europeos volvieron a las fuentes y no permitieron puntos del rival. Gobert mandó en la pintura, mostrando toda su jerarquía física y basquetbolística. Los escoltas Nando De Colo (18) y Frank Ntilikina (11) acompañaron en las dos facetas del juego y así Francia selló el pase con una victoria histórica.

Estados Unidos no jugó con el mejor equipo posible y lo pagó caro

LeBron James, Kevin Durant, Klay Thompson, Steph Curry, James Harden, Russel Westbrook, DeAndre Jordan, Kyle Irving son los estelares de la NBA que por distintas razones no jugaron el Mundial para Estados Unidos.

Como ocurrió en Indianapolis 2002, el plantel tuvo individualidades de calidad, pero nunca pudo armar un equipo sólido a la altura de su historia y de los rivales que pretenden disputarle el trono.

Ayer la dependencia de Donovan Mitchel fue asombrosa.
Pese a que Greg Popovich pregona un estilo colectivo, sus dirigidos estuvieron lejos de cumplir las expectativas.

‘‘Hablar de los que no están es una falta de respeto. Estoy orgulloso de estos chicos que decidieron resignar su verano para venir a jugar acá cuando nunca lo habían hecho juntos’’, dijo el DT, defendiendo a sus dirigidos.

Pero la estadística es lapidaria: Estados Unidos no perdía un partido en torneos importantes (Mundial o Juego Olímpico) desde la semi de Japón 2006 cuando cayó ante Grecia.
Pasaron 49 partidos, 3 medallas doradas y 2 campeonatos mundiales. Cuando el imperio del básquet subestima a sus rivales le ocurren estas cosas.


Comentarios


Revolución francesa en el Mundial de básquet