Río Negro espera para avanzar con los hospitales de campaña

Desde el gobierno provincial creen que no es el momento de construirlos, porque “todavía estamos en fase de contención”. De todas maneras, aseguran que el plan operativo ya está definido.



Salud evalúa como “buena” la respuesta a la orden de aislarse, pero no “excelente”. En abril se verán los resultados.

Salud evalúa como “buena” la respuesta a la orden de aislarse, pero no “excelente”. En abril se verán los resultados.

El gobierno de Río Negro considera que todavía no es momento de activar la construcción de hospitales de campaña en la provincia.

La postura fue fijada ayer por Mercedes Iberó, secretaria de Políticas Públicas del Ministerio de Salud  y vocera oficial de la cartera sobre el Coronavirus.

En diálogo con RÍO NEGRO, la funcionaria aseguró que “por ahora no es necesario hacerlo en la provincia”, pero que llegado el caso, “ya tenemos los lugares, las camas, el personal, todo preparado”, y reiteró: “si fuese necesario”.

Se trata de grandes infraestructuras equipadas con camas y respiradores para atender una hipotetica situación de emergencia en la que se proliferasen los casos de COVID-19 y que grandes contingentes de infectados no pudieran ser recibidos en los centros de salud existentes.

Ibero argumentó que actualmente la cantidad de internados en Río Negro por esta pandemia es escasa y todos -salvo alguna excepción- están en sala común. “Todavía estamos en fase de contención”, expresó.

“Ya tenemos un plan operativo para la emergencia que está escrito y que lo tienen todos los hospitales de la provincia. A su vez, cada hospital tiene su plan operativo local para determinar cómo se va a trabajar, quién va a trabajar. Todo eso está hecho”, comentó Iberó a Río Negro.

Hoy, Salud tiene médicos clínicos, especialistas y terapistas, que por el momento están cumpliendo su función y en su área, pero llegada la instancia de tener que hacer internaciones domiciliarias, “cualquier médico va a poder hacer esos controles (...) van a estar a disposición”, planteó Ibero sobre la distribución del personal de salud en ese posible escenario.

Ahora, resta seguir trabajando en la prevención y eso implica que la población respete el “Quedate en casa”.

Sobre este punto, evaluó que la respuesta de la comunidad a las medidas gubernamentales en general fue “buena” en Río Negro, es decir, que hubo acatamiento al aislamiento social obligatorio, aunque no fue total.

“Yo creo que hay en diferentes ciudades, diferentes respuestas. Creo que en Río Negro hubo una buena respuesta, pero no excelente”, remarcó, sobre todo por la importancia de que continúe y se profundice el acatamiento a las medidas como única posibilidad de frenar la pandemia.

Sobre el panorama actual, la funcionaria dijo que hasta ahora los casos rionegrinos (cuatro actuales y uno recuperado) fueron todos de personas que viajaron al exterior y se espera que puedan surgir nuevos casos por contactos estrechos con estos viajeros, por lo cual aún es difícil evaluar cómo estamos.

3 de abril, día clave

“Después de ahí (3 de abril) es que vamos a ver cuánto sirvieron y cuánto no (las medidas), cuánto caso nos hizo la gente de quedarse en casa”, dijo Iberó.

Es que ese día, se cumplen 15 días desde que cerró el ingreso de personas del exterior al país, y los que ingresaron últimos, están en aislamiento total.

Además, en esos 15 días, ya se habría cumplido el período de incubación del virus (14 días). Por lo tanto, “si después del 3 o 4 de abril sigue habiendo casos, es porque alguien no cumplió la cuarentena”, enfatizó la profesional y pidió que todos se queden en sus casas.


Comentarios


Río Negro espera para avanzar con los hospitales de campaña