Río Negro firmó el Consenso Fiscal pero mantendría su política impositiva

Río Negro tiene su marco tributario, pero el acuerdo con Nación permitiría cambios. La Provincia sostendría bajas en Ingresos Brutos, aprobadas en la Legislatura, con el rechazo del FdT.





La Legislatura aprobó el paquete fiscal de Río Negro para el año próximo, que no presenta grandes cambios, mientras el gobierno provincial firmaba el Consenso Fiscal, que ofrece la posibilidad de modificaciones en esa política tributaria. Aún así, fuentes provinciales dicen que se sostendrá mayormente el esquema original aprobado.


El nuevo entendimiento con Nación libera a las provincias de la exigencia de la reducción de Ingresos Brutos, incluso en algunos –como los financieros– las libera para incrementar sus alícuotas. Por eso, la discusión impositiva volverá próximamente a la Legislatura porque, como mínimo, se deberá ratificar ese acuerdo fiscal, aun cuando la provincia decida el sostenimiento del diseño aprobado en la sesión del viernes.

El paquete impositivo fue aprobado por el oficialismo y JxC, mientras el FdT se opuso y planteó esperar para su tratamiento con el acuerdo con Nación firmado –también el viernes– por la gobernadora Arabela Carreras.

El esquema de Ingresos Brutos mantiene la eximición de “todas las actividades primarias y servicios relacionados”, y cumple con disminuciones en distintas actividades, como “alquileres de inmuebles” (5% al 4%), “telefonía móvil” (6,5% al 6%), transporte y distribución de energía eléctrica (3,75% al 2,5%), servicios sociales (del 4,75% al 4,5%), construcción (2,5% al 2%), transporte (del 2% al 1%), industrias (1,5% al 1%), entre otros. Se mantiene la alícuota (5%) en comercios, cuya baja es reclamada permanentemente por las cámaras empresariales.

Otro debate actual radica en la aprobada baja en “servicios financieros” (5,5% al 5%) en Río Negro, incluso el nuevo Consenso permitiría su incremento.

En la sesión, el Frente de Todos se opuso porque –según el planteo de Marcelo Mango– la Provincia “propone recaudar menos de los sectores que más pueden y quienes más sufrieron en la pandemia deberán tributar más”. Enumeró que se le bajan a las mineras, las generadoras, distribuidoras y distribuidoras de energía, al transporte, los bancos y las agencias financieras, que la juntaron con palas. Pero mantenemos los impuestos a los comercios minoristas”, resaltó Mango.

La defensa del proyecto del oficialismo recayó en el legislador José María Apud (JSRN), que valoró las acciones de la Agencia de Recaudación Tributaria para la “supervivencia de los contribuyentes”. Seguirá la bonificación por pago en términos, con flexibilidad para quienes posean deuda regularizada.

Por JxC, Martín avaló la baja de Ingresos Brutos en algunas actividades, pero otras “no se tocan”, aludiendo a “la gastronomía y la hotelería van a pagar lo mismo, esto es una falta de empatía de la administración del Estado”.

Al final, Marcela Avila resaltó que la Provincia no puede prescindir de Ingresos Brutos, pues significa un 70 por ciento de la recaudación.


Una expectativa por mejorar más del 47%


La recaudación propia de Río Negro del año concluirá con un incremento del 15%, según la proyección de 18.391 millones.

En cambio, esos ingresos para el 2021 se estiman en 27.100 millones, es decir, un aumento del 47,35%, considerando los cálculos expuestos en el presupuesto de recursos y cálculos, aprobado el viernes por la Legislatura.
Con una inflación interanual de un 35%, un alza de recursos del 15% desnuda un marcado debilitamiento de la disponibilidad, pues significa –cuanto menos– una pérdida real del 20%.

El impacto de la pandemia y la cuarentena es innegable. El derrumbe de la recaudación de abril y de mayo significó cobros inferiores a iguales meses del 2019. Se dieron luego ciertos repuntes, entre el 10% y 15%.

Para el año próximo, hay optimismo en la recuperación impositiva, basada en la mejora de la actividad económica y, en consecuencia, en el repunte de Ingresos Brutos, que compone más del 70% de la totalidad de los tributos de Río Negro.

Este impuesto, vinculado con la actividad económica, aportará al Estado en el 2020 algo más de los 13.668 millones, que sólo significa un incremento del 12% en comparación a la percepción del 2019. Las pretensiones oficiales indican para el 2021 cobrar unos 19.225 millones por Ingresos Brutos, es decir, mejorar en casi el 41%.

Los restantes impuestos rionegrinos figuran proyecciones más altas, especialmente en patentes e inmobiliarios, con variaciones en sus niveles recaudatorios del 57% y 89%.

Próxima meta anual

$ 27.100
millones es la recaudación estimada para el 2021, que representaría un aumento superior al 47%.

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Río Negro firmó el Consenso Fiscal pero mantendría su política impositiva