Río Negro necesita 400 millones para aumentos

La semana próxima comienzan las paritarias con Unter. El gasto salarial trepó un 46% en el último año.



#

Los empleados públicos recibieron subas de entre el 28 y 30% el año pasado, pero también creció el número de agentes.

El debate salarial en Río Negro se pondrá en marcha durante la segunda semana de febrero. La provincia requerirá de 400 a 500 millones para afrontar cualquier mejora cercana al 20 por ciento, aplicable a partir de marzo.

Los gremios estatales ya plantearon exigencias iniciales que se ubican entre el 20 y el 25 por ciento.

La próxima semana, entre el 7 y 9 de febrero, la Unter abrirá su debate con la paritaria docente. Esta organización -que ahora conduce Jorge Molina- no formalizó ningún requerimiento pero estará alineada a los criterios de sus organizaciones de referencia nacional, como Ctera y CTA, que ya plantearon una base de un 25 por ciento.

Por su parte, UPCN adelantó la semana pasada una solicitud de un 20 por ciento para el primer trimestre.

ATE exigirá también un porcentaje inicial similar aunque la precisión recién se conocerá después de disponer de un informe solicitado a un equipo técnico, que evaluará el presupuesto de Río Negro y la incidencia del costo de vida.

El gobernador, Alberto Weretilneck, estimó que la discusión salarial se abriría a mediados de febrero y consideró que la pauta de Río Negro respetaría el criterio del gobierno nacional del 18 por ciento .

No obstante esas declaraciones iniciales, luego estiró su margen al 20 por ciento. Fue después de proponer ese porcentaje para los acuerdos establecidos dos semanas atrás con los gremios que representan a los trabajadores de la actividad frutícola en la región.

La intención gubernamental prevé la aplicación del aumento a partir de marzo.

El análisis que próximamente se impondrá es el impacto de cualquier mejora salarial en el actual y complicado panorama financiero de la provincia.

Río Negro afrontará el cronograma de enero con un aporte extraordinario de 35 millones de pesos llegados desde Nación, recordando que en diciembre la transferencia federal llegó a los 50 millones.

En ese escenario, la actual evaluación será preliminar porque falta resolver qué incidencia tendrá la política salarial ya que se desconoce el número final de personal en el Estado, actualmente en revisión por la finalización en diciembre de unos 4.200 contratos y por implementación de la ley de disponibilidad de la planta permanente.

El año pasado, el Estado desembolsó en conceptos salariales más de 3.600 millones, es decir, casi 280 millones por mes, considerando aportes y aguinaldos.

El total del 2010 de esas erogaciones rondó los 2.465 millones.

De esta manera, ese crecimiento interanual alcanzó los 1.135 millones, es decir, esas partidas se incrementaron un 46 por ciento. La suba promedio de los haberes estuvo en un 28 al 30 por ciento.

El resto del aumento de las erogaciones lo empujó el crecimiento de las plantas del personal estatal.

Más allá de la revisión de la cantidad de empleados, el costo salarial mensual rondará entre los 240 a 260 millones. Un 20 por ciento de esa masa requerirá de 48 a 52 millones por mes.

Por eso la provincia tendrá un exigencia de 400 a 500 millones para implementar sus mejoras salariales.

La incidencia final dependerá del porcentaje acordado, el inicio de aplicación y, además, el mecanismo de liquidación, considerando las tradicionales aumentos no remunerativos. (AV)


Comentarios


Río Negro necesita 400 millones para aumentos