Riquelme sigue sin conformarse

El volante desestimó la oferta de Macri y anunció que no jugaría ante Newell"s

BUENOS AIRES (Télam).- El volante Juan Román Riquelme puso en duda ayer su presencia en el partido en que su equipo visitará a Newell"s Old Boys por la cuarta fecha del Apertura, si es que no se soluciona a tiempo su reactualización contractual.

El futbolista dialogó con su representante Marcos Franchi, quien le trasladó la oferta que le realizó el presidente de Boca Juniors Mauricio Macri de incrementar sus ingresos para la temporada 2000-2001 hasta los 700.000 dólares.

Sin embargo, Riquelme no estaría conforme con este incremento ya que sigue insistiendo en que Boca debe abonarle ese importe libre de impuestos, a lo que el club de la Ribera argumenta que esa cifra es con los correspondientes tributos impositivos.

Boca le habría ofrecido al jugador un contrato por un año a cambio de una prima de 700.000 dólares y extenderle para la siguiente temporada otros 700.000, totalizando 1.400.000 dólares.

De todas maneras, de ese importe, en caso de una futura venta, Boca le descontaría el 15 por ciento, propuesta que no es aceptada por el jugador.

Por otra parte, las negociaciones entre Macri y Marcos Franchi continuarán en los próximos días pero ya se adelantó que en caso de no llegar a un acuerdo, el volante, una de las máximas figuras del plantel "xeneize", no jugaría ante Newell"s.

No obstante, Riquelme no viajó a España (ver aparte), debido a que el entrenador Carlos Bianchi consideró que debe continuar entrenándose en Buenos Aires junto a sus compañeros Jorge Bermúdez, Martín Palermo, Fernando Pandolfi, Sebastián Battaglia y Guillermo Barros Schelotto.

Este grupo de jugadores, practicará hoy a partir de las 9.30 en el complejo de Casa Amarilla bajo las órdenes del preparador físico Julio Santella y del ayudante de campo Carlos Ischia.


Comentarios


Riquelme sigue sin conformarse