River es finalista de la Copa Libertadores: a 180’ de la gloria

Empató a Guaraní 1-1 en Asunción. Lucas Alario fue el autor del gol.



#

Fútbol

River está en las puertas de la gloria. Anoche tuvo aguante en el Defensores del Chaco, se acomodó rápido ante situaciones adversas y con el 1-1 ante Guaraní, se instaló en la final de la Copa Libertadores de América.

Por primera vez en la historia, el equipo de Núñez no tendrá una definición en un año terminado en 6. Perdió en 1966 y 1976, se desquitó en 1986 y 1996, y ahora buscará su tercera estrella continental en 2015. El rival saldará del vencedor de la llave entre Tigres de México e Inter de Porto Alegre.

Durante los primeros minutos, el Millo cometió algunos errores, pero el temblor pasó muy rápido. Solo la amonestación a Mercado quedó como punto inquietante para el resto del partido, porque en el primer cuarto de hora el dueño de casa sólo tuvo aproximaciones al arco defendido por Barovero.

Como Kranevitter como estandarte, la Banda creció a partir de los 15. Y a los 17, Mora probó los reflejos de Aguilar, que respondió de manera brillante ante un gran remate del uruguayo.

A partir de esa acción y hasta los 40 fue todo de River. Sánchez y Mercado hicieron un surco por derecha y mandaron centros con mucho “veneno”, pero ni Mora ni Alario pudieron “soplarla” para anotar el primero y liquidar la semifinal. También probó Pity Martínez desde afuera y el combo se completó con un par de centros que Maidana y Funes Mori no alcanzaron a conectar.

En el cierre de la etapa, el Millo aflojó el ritmo y el dueño de casa volvió a arrimarse al arco rival. En realidad buscó con disparos de media y larga distancia y fue Benítez el que tuvo la más claras. Barovero le dijo no y así cumplió como el primer objetivo del equipo argentino en tierra paraguaya: sostener el 2-0 edificado en el Monumental.

Luego de unos minutos de trámite parejo y sin llegadas a las áreas, el local le robó la pelota al equipo argentino, se animó y fue a buscar la diferencia. No fue prolijo, pero apretó arriba, provocó errores en el rival y a los 16, el Defensores del Chaco estalló, porque Fernández capturó un centro de Santander y puso el 1-0.

River sintió el golpe y Guaraní se dio cuenta que podía ir por más. El Millo tuvo un par de fallas insólitas en defensa y los de Jubero se lo perdieron dos veces. Una en el corazón del área, por intermedio de Santander; otra, un poco más lejos, por Benítez.

La tormenta pasó, el Millo se acomodó y a los 27, Aguilar le sacó el empate a Alario, quien cabeceó en el área chica, pero el 1 salvó de manera milagrosa.

Fue un aviso, porque seis minutos más tarde llegó el empate. Viudez, que después de la prolongada novela, pudo debutar, le metió un gran pase al exdelantero de Colón, quien definió por arriba de Aguilar y clavó el 1-1.

Ese grito liquidó la serie, porque apenas quedaban 12 minutos y el local estaba obligado a anotar tres goles. Incluso, las más claras fueron para River, que se lo perdió por intermedio de Sánchez y Cavenaghi.

Con el pitazo final, llegó el apretado abrazo de los jugadores del Millo, que están a 180 minutos de la gloria. En una Copa que empezó con dudas, todo se acomodó y ahora sólo queda el último escalón. (AN)

Gol de Alario

Jxap3af2IYg


Comentarios


River es finalista de la Copa Libertadores: a 180’ de la gloria