Roca tendrá dos salas para velatorios gratuitos

Las construirá el municipio en el predio del cementerio público.



ROCA (AR).- El municipio roquense construirá en el cementerio público dos salas velatorias, con el objetivo de que los vecinos de bajos recursos puedan despedir a sus familiares en un sitio adecuado y sin costo alguno.

La inversión rondará los 120.000 pesos y las obras serán inauguradas aproximadamente en cuatro meses.

La intención, según se explicó desde el Ejecutivo, es brindar un espacio de contención a aquellas familias que actualmente deben solicitar los centros comunitarios o centros de desarrollo infantil para velar a sus seres queridos, si es que no lo hacen en sus propias viviendas.

El proyecto está enmarcado en una iniciativa más ambiciosa, que pretende dotar a la necrópolis roquense de mayor infraestructura y seguridad, además de trabajos de parquizado que apuntan a crear un escenario más cálido para los deudos.

De acuerdo a lo informado por el director de Infraestructura, Jorge Ribot, el proceso de licitación para la obra de las salas velatorias concluirá en un mes y luego de la adjudicación se prevén tres meses más de ejecución del proyecto.

Se tratará de un espacio de 120 metros cuadrados cubiertos, que se ubicará sobre la calle Mendoza, pocos metros al norte del acceso principal al cementerio.

Los vecinos que sufran la pérdida de un familiar y no cuenten con el dinero o cobertura para afrontar un servicio de sepelio privado deberán acreditar su con

dición de pobreza ante el municipio y en consecuencia se los habilitará a utilizar una de las salas.

En tanto, se encuentra en análisis la posibilidad de extender las prestaciones al resto de la comunidad, aunque aranceladas.

Ribot expresó que el objetivo del gobierno roquense también es el de modificar la fachada del cementerio, colocando un portón corredizo, cerco perimetral y mejorando el aspecto de los puestos de flores instalados en la actualidad.

Parte del cerco será de material y el resto alambrado, hasta cubrir las nueve hectáreas que abarca la necrópolis.

Ocurre que la necesidad de aumentar la seguridad es un punto de especial interés para el Ejecutivo local, cuyos funcionarios admiten que durante los últimos meses no han cesado los robos y hechos vandálicos entre tumbas y nichos.

El director de Servicios Públicos, Miguel Jaramillo, sostuvo que “la desaparición de placas de bronce sigue a la orden del día y es un problema de difícil solución para los serenos, porque uno o dos no alcanzan para vigilar un predio tan grande”.

No obstante estos aspectos negativos, Jaramillo destacó los trabajos realizados en el último tiempo para renovar la imagen del cementerio. Enumeró que se parquizaron dos hectáreas de terreno, se colocó un sistema de riego por goteo para aumentar la forestación y se mejoraron los pisos en el sector de los nichos.

También recordó la tarea de recopilación y digitalización del archivo, que contiene en antiguos libros de actas toda la información sobre los decesos producidos en la ciudad desde 1925 a la actualidad.


Comentarios


Roca tendrá dos salas para velatorios gratuitos