Roger el Rey, ante Safin 31-01-04




MELBOURNE (DPA).- El rey llegó de la tierra del chocolate. El suizo Roger Federer venció ayer por 6-4, 6-1 y 6-4 al español Juan Carlos Ferrero para avanzar a la final del Abierto de Australia y convertirse en el nuevo número uno del mundo.

Federer, que enfrentará hoy a la medianoche al ruso Marat Safin, en un partido en el que ambos buscarán su segundo título de Grand Slam, es el vigésimo tercer hombre en alcanzar la cima desde que en 1973 comenzó a publicarse el ranking ATP.

"Amo esto", comentó un sonriente Federer después de saludar y doblar ceremoniosamente su rodilla ante el público en el Rod Laver Arena de Melbourne.

"Estaba esperando este partido y a la posibilidad de ser número uno", agregó. "Perdí esa posibilidad en Montreal el verano último ante Roddick, pero es grandioso tenerlo ahora, estaba nervioso al final", confesó.

El primer suizo en conquistar el número uno entre los hombres aseguró que su aparente tranquilidad no implica indiferencia. "Puedo tener cara de póker a veces, pero también me pongo muy nervioso. Ahora tengo mucha confianza", apuntó.

La semifinal de ayer entre el campeón de Roland Garros, Ferrero, y el de Wimbledon se convirtió pronto en un monólogo del suizo de 22 años.

Federer quebró el servicio de su rival en el juego final del primer set y siguió adelante, ganando seis de los siguientes siete juegos hasta ubicarse 6-4 y 4-1.

Después de tomar una ventaja de dos sets a cero, el suizo no se detuvo hasta cerrar en menos de noventa minutos la victoria, dejando a Ferrero sin la posibilidad de recuperar el número uno que detentó durante ocho semanas en el 2003.

El triunfo de Federer demostró el gran potencial del suizo, que llega a su segunda final de Grand Slam en siete meses.


Comentarios


Roger el Rey, ante Safin 31-01-04