Romina Yan ahora es una "Bella" conflictuada y dramática

La actriz protagoniza una comedia familiar con Damián de Santo.

#

Los actores juegan con los opuestos en "Bella y Bestia".

BUENOS AIRES (Télam).- La actriz Romina Yan regresó a la comedia y a la dupla con Damián de Santo para encabezar la "sit-com" "Bella & Bestia" (Telefé) aunque, en este caso, para asumir un personaje que definió como "más acotado ya que para esta mujer todo es un conflicto serio".

"En 'Amor mío' se me vio más sexy y más expuesta, trabajé mucho con el ridículo. Ahora estoy más acotada porque Bella vive todo como un drama total", sostuvo Yan en charla con Télam.

En busca de más datos en torno del papel que interpreta en la comedia de situaciones de Telefé producida por Cris Morena Group y RGB Entertainment, Romina relató que se trata de una criatura que viene armando desde septiembre pasado y que continúa en plena evolución.

La historia gira en torno de dos vecinos con personalidades totalmente opuestas cuyas vidas se cruzan por casualidad y donde, como en la mayoría de los productos de Cris Morena, los problemas de dinero no existen y los conflictos son los de la gente de la clase alta.

"Es una idea de mi mamá (Morena). Venía dando vueltas desde hace bastante, aunque originalmente estaba pensada para que tuviera un solo protagónico", recordó.

"Pero mi mamá y mi papá (Gustavo Yankelevich) tomaron la decisión de que les gustaría que volviéramos a estar juntos con Damián en la pantalla para explotar la química de la pareja, a partir de ahí el programa se fue armando para nosotros", agregó la actriz que encarna a una bailarina clásica, viuda y con tres hijos.

A diferencia de otras comedias de situación como las importadas "La niñera" o "Hechizada", en "Bella

& Bestia" (segunda "sit-com" criolla después de "Amor mío"), el ciclo aprovecha para desarrollarse sin tener que basarse en una adaptación sino que se trata de un producto 100 por ciento nacional. El guión cumple con los requisitos del género al incluir situaciones grotescas, absurdas, irónicas y con doble sentido que dispara varios hechos simultáneos pero sin dispersarse del eje principal. "Son situaciones cotidianas. Más allá de que las relaciones tienen una continuidad, las cosas que suceden empiezan y terminan el mismo día, y eso hace que todo sea gracioso constantemente", expresó Yan, quien dio sus primeros pasos en "Jugate conigo".

Para la muchacha, la diferencia radical con "Amor mío" reside básicamente en que ahora "soy yo la estructurada, la perfeccionistal la híper limpia" y el personaje de De Santo, un roquero viudo con tres hijas, "apenas sobrevive y es un desastre".

Una de las características de "Bella & Bestia" es que cada episodio finaliza con un video clip bailado y cantado por sus protagonistas. "La intención es que la gente quede enganchada, después vamos a editar un disco con todos los temas que son muy variados: hay baladas románticas, temas más roqueros y otros 'poperos'".

"Si todo funciona bien la idea es hacer teatro en algún momento del año, y por eso los chicos protagonistas fueron elegidos en un cásting. Era importante que supieran ejecutar instrumentos porque hay muchas escenas en las que tocan", contó.

Acerca de su vínculo con De Santo, la actriz sostuvo que se trata de una relación en la que "nos complementamos. Él es un actor con una energía avasallante".

"Me sirvió mucho trabajar con él -confesó- porque yo soy muy metódica (siempre llego con la letra súper aprendida), mientras él es más improvisado y relajado. Así que nos complementamos y juntos fuimos generando un código interno".


Comentarios


Romina Yan ahora es una «Bella» conflictuada y dramática