En medio de la cuarentena nacieron Samara y Abel, un milagro de la vida

En plena cuarentena una mujer con útero bicorne dio a luz a mellizos. Los registros marcan que este tipo de casos se dan uno en 500 millones. Tanto la gestación como el parto fueron normales. Nacieron anoche en el hospital de Jacobacci.



1/3
El equipo de obstetricia y pediatría posan orgullosos con Samara y Abel minutos después que nacieran en el hospital de Jacobacci. (Foto: Gentileza)

El equipo de obstetricia y pediatría posan orgullosos con Samara y Abel minutos después que nacieran en el hospital de Jacobacci. (Foto: Gentileza)

2/3
La mamá Yaela y el papá Juan Lleiful permanecen junto a Samara y Abel en la sala de pediatría del hospital de Jacobacci (Foto: José Mellado)

La mamá Yaela y el papá Juan Lleiful permanecen junto a Samara y Abel en la sala de pediatría del hospital de Jacobacci (Foto: José Mellado)

3/3
Parte del equipo médico que asistió a Yaela en el nacimiento de Samara  y Abel.   De izquierda a derecha Marcelo Sánchez  (Ginecólogo),  Fabio Kolasinsky (Ginecólogo), Alejandra Benítez (Ostetra), Esteban Grandicelli (Pediatra), Laura García (Pediatra) y  Laura Ameri  (Obstetra). Foto: José Mellado

Parte del equipo médico que asistió a Yaela en el nacimiento de Samara y Abel. De izquierda a derecha Marcelo Sánchez (Ginecólogo), Fabio Kolasinsky (Ginecólogo), Alejandra Benítez (Ostetra), Esteban Grandicelli (Pediatra), Laura García (Pediatra) y Laura Ameri (Obstetra). Foto: José Mellado

En un caso que no registra demasiados antecedentes en el mundo, una mujer con útero bicorne dio a luz a mellizos en el hospital de Jacobacci.

Las estadísticas marcan que la posibilidades de llevar dos embarazos simultáneos a término en un útero bicorne, una malformación congénita de la cavidad uterina, es de una en 500 millones. Pero, en este caso, la naturaleza permitió que se cumplan las 38 semanas de gestación y este domingo a la noche nacieron dos bebes en perfectas condiciones.

Samara se adelantó. Quiso ser la primera en conocer a sus papás. Nació este domingo a las 20:11 hs., en el hospital de Jacobacci. Dos minutos después lo hizo su hermano mellizo, Abel y la felicidad fue completa para sus papás Yaela y Juan y para el equipo médico que acompañó el proceso de embarazo de esta mujer con útero bicorne.

“Sabíamos que era un embarazo de riesgo, pero por suerte salio todo bien. Estamos muy contentos y felices” señaló Yaela esta mañana desde la sala de internación de maternidad del hospital “Dr. Rogelio Cortizo” de Jacobacci..

A su esposo no se separa ni un instante de ella y de sus hijos. "Dios quiso que vengan al mundo. Estamos muy agradecidos a todos... a los doctores a Jacobacci y de Maquinchao.. a quienes nos acompañaron... Ya tenemos un varón que se llama Santiago. La llegada de los mellizos nos cambian la vida. Pero estamos muy orgullosos y contentos" agregó Juan.

Ambos son oriundos del El Caín, un paraje ubicado a unos 90 kilómetros al norte de Maquinchao. Yaela va a cumplir 22 años en poco meses y es ama de casa. Juan tiene 33 y administra un pequeño campo familiar en la zona de Carrilaufquen, entre El Cain y Maquinchao. Las pareja tenían un hijo varón de dos años. Pero, cuando les llegó la noticia de este nuevo embarazo y al saber que eran mellizos y que debían tener mayores controles, la habitual rutina que llevaban en el campo se modificó. Yaela tuvo que trasladarse a Maquinchao.

Desde el inicio de la gestación recibió asistencia continúa en el hospital de Maquinchao y del equipo médico de ginecobstetricia y pediatría del hospital jacobaccino que semanalmente atiende en esa localidad.

El de Yaela, no era un embarazo más. Sino de uno que requería el mayor de los cuidados. En este proceso se mezclaba también la incertidumbre.

“Este tipo de nacimiento, mellizos de útero bicorne, son infrecuentes. Es un caso excepcional. A nivel mundial son muy pocos. Se da uno en millones. Generalmente, este tipo de embarazos no llegan a la etapa final. Estamos muy contentos de haber sido parte de estos nacimientos y que tanto la mamá como sus bebés estén bien” detalló el médico ginecólogo Marcelo Sánchez, quien estuvo acompañado por su par Fabio Kolasinsky, las obstetras Alejandra Benitez y Laura Ameri y los pediatras Laura García y Esteban Grandicelli y el equipo de quirófano.

El médico detalló que la mujer, quien tuvo otro hijo hace casi dos años, en el embarazo de los mellizos pudo haber tenido una ovulación simultánea.

“Cada ovario fabricó un ovulo que fue fecundado en las trompas y se instaló en cada una de las cavidades uterina. Es un caso excepcional” añadió y resalto la atención que le brindaron a la mujer los profesionales médicos de Maquinchao.

Si bien la cesárea estaba programada para este lunes a las 8:30 hs., durante la tarde del domingo, Yeala comenzó a sentir dolores de parto y alrededor de las 18 fue trasladada junto a su esposo desde Maquinchao a Jacobacci.

Cerca de las 19:30 ingreso a quirófano y cuarenta minutos después nació Samara, una hermosa bebé que peso 3020 kilos. Dos minutos después llegó al mundo Abel con un peso de 3320 kilos.

“Tanto los bebés como la mamá están muy bien. Para ser un embarazo gemelar los pesos fueron muy buenos. Se pudo llegar a las 38 semanas. Están perfectos, con la mamá, tomando teta y en perfecto estado” afirmó la pediatra Laura García.

En los próximos días Yeala recibira el alta médica y volverá, junto a Juan, Samara y Abel al campo para reunirse con el resto de la familia. El matrimonio integra un familia muy humilde y sabe que no les será fácil la crianza de los nuevos integrantes. pero también tienen mucha fe que van a salir adelante. "Ahora va ser todo doble. Lo importante es que los bebés están bien.. Ya veremos como nos arreglamos" sentenciaron Yaela y Juan.

Qué es el útero bicorne

El útero bicorne es la más frecuente de las malformaciones congénitas de las cavidad uterina.

El útero normal tiene forma de pera, pero el bicorne presenta una hendidura en la parte superior, lo que provoca que el útero tenga forma de corazón Su parte inferior (o parte caudal) es normal, pero la parte superior está dividida en dos.

Esto se debe a una fusión incompleta de los conductos de Müller, cuyo desarrollo se completa alrededor de la semana 16 del desarrollo embrionario.

La hendidura en la parte superior puede ser más o menos profunda, pero siempre existe algún grado de comunicación entre los dos cuernos.Las posibilidades de llevar dos embarazos simultáneos a término es de una en 500 millones.


Comentarios


En medio de la cuarentena nacieron Samara y Abel, un milagro de la vida