Sancionaron a unos 20 agentes por la revuelta policial de 2013

Una suspensión por 15 días sin goce de haberes recibieron integrantes de la fuerza que marcharon, quemaron cubiertas y cortaron la calle frente al edificio central de la Policía. Fueron absueltos por la Justicia, pero los sumarios castigaron a quienes usaron vehículos oficiales.



La protesta policial de 2013 por reclamos salariales derivó en sanciones disciplinarias de 15 días de suspensión sin goce de haberes hacia unos 20 uniformados que participaron airadamente, según confirmó a “Río Negro” una alta fuente oficial.

Durante gran parte de la jornada había circulado la versión entre distintas unidades policiales, que luego pudo en ser corroborada oficialmente esta noche.

De acuerdo a lo que se supo, las penalidades establecidas por una comisión disciplinaria estarían centradas sobre aquellos efectivos que utilizaron vehículos del patrimonio público, como la autobomba del Cuerpo de Bomberos de esta capital, patrulleros y motos.

La revuelta

600
efectivos participaron en ese entonces de protestas exigiendo un salario mínimo de 12.000 pesos, elevar las horas extras y adicionales a 70 pesos
10.000
pesos como salario básico y un adicional no remunerativo de 600 pesos fue acordado en ese entonces después de la manifestaciones

Si bien los policías fueron sobreseídos hace dos años por la Justicia, los sumarios siguieron adelante.

Esta noche se mencionó que serían 20 los agentes sobre los cuales recayó la sanción que habría estado a cargo de una nueva Junta de Disciplina constituida especialmente por abogados y no miembros policiales.

Las manifestaciones policiales, que incluyeron la quema de cubiertas frente al edificio central de la Policía y el corte de la calle Roca al 200 en esta capital, se extendieron por varios días en diciembre de ese año.

Luego de una serie de negociaciones encabezadas por el entonces jefe Fabián Gatti, y el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, acordaron aumentar a 10.000 pesos el sueldo básico y una cifra no remunerativa de 600.

La protesta había sido encarada por unos 600 efectivos exigiendo en ese momento un salario mínimo de 12.000 pesos, elevar las horas extras y adicionales a 70 pesos para la categoría mínima y discriminar el adicional de fines de semana y feriado, además de mejoras en las condiciones laborales y edilicias.


Comentarios


Sancionaron a unos 20 agentes por la revuelta policial de 2013