Se cumplen 33 años de la muerte de Gregorio Álvarez, el gran médico de Neuquén

Fue el primer maestro y el primer médico de la Patagonia. En noviembre se realizarán actividades conmemorando los 130 años de su nacimiento y los 100 de haberse titulado como pediatra y dermatólogo.



Don Gregorio falleció hace 33 años (De Pekeniadanuchis - Trabajo propio, CC BY 3.0)

La historia de Gregorio Álvarez se convirtió en la de Neuquén. Este médico, maestro, historiador y escritor se destacó en cada uno de sus roles, por lo que hoy, a 33 años de su muerte, su recuerdo se vuelve especial.

Desde el Ministerio de las Culturas se anunció que en noviembre se realizarán actividades conmemorando los 130 años de su nacimiento y los 100 de haberse titulado como pediatra y dermatólogo. Además, en la capital provincial, su casa fue convertida en un museo que se puede visitar para conocer más de su vida.

Gregorio Álvarez nació cerca de Chos Malal y, gracias a una beca, pudo viajar a Buenos Aires a estudiar y, así, se convirtió en el primer maestro de la Patagonia. Con mucho esfuerzo, comenzó a cursar medicina mientras trabajaba, hasta que sus compañeros y el mismo decano lo ayudaron a conseguir una nueva beca y un nuevo título: ser el primer médico nacido en la Patagonia.

Desde el Ministerio también recordaron que, además de ser el primer médico nativo de Neuquén, investigó y descubrió las propiedades medicinales de algas en el volcán Domuyo, publicó diversos y numerosos libros y fue un apasionado de nuestra cultura.

Álvarez falleció el 11 de octubre de 1986 en su casa y antes dejó asentado en su testamento que presentía que regresaría a ese lugar “en forma de recuerdo a alentar a las nuevas generaciones neuquinas".


Comentarios


Se cumplen 33 años de la muerte de Gregorio Álvarez, el gran médico de Neuquén