Se debe reforzar la lucha contra la violencia a las mujeres


En este 25 de noviembre decimos “Ni una menos” y “No más violencias” y exigimos ampliar, mantener y reforzar los espacios de atención a varones como parte fundamental de las políticas públicas en Neuquén


La última marcha del 25 de noviembre, día de la no violencia contra las mujeres en Neuquén. Foto archivo: Oscar Livera.

Se entiende por violencia, de acuerdo a las leyes 26485, 2786-2785, a toda conducta, acción u omisión que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes.

Si la sociedad entiende que la violencia no es natural ni biológica, se comenzará un proceso de cambio. Si nos comprometemos a desandar estos caminos de opresión, sometimiento y miedo podremos construir autonomía, equidad y sosiego.

El Dispositivo de Atención a Varones (DAV) es un espacio que abrió sus puertas en junio de 2018, en al ámbito del Ministerio de Ciudadanía. Constituye como tal una estrategia gubernamental, que permite mirar a los varones, escucharlos, acompañarlos en un proceso de reflexión, de responsabilización respecto a sus conductas y de deconstrucción de aquellos marcos de creencias que sostienen y perpetúan modelos de ser varón asociados al ejercicio de las violencias. Interviene con una mirada integral, interdisciplinaria e interinstitucional, entendiendo la complejidad y evaluando riesgo. Es un espacio transversalizado por la perspectiva de derechos humanos y perspectiva de género. Invita a pensar una sociedad diferente, equitativa y sin violencias.

Trabajar y acompañar el proceso de los varones es activar la protección de las víctimas de las violencias, es disminuir el riesgo, es interrumpir las cadenas intergeneracionales de transmisión de modelos asociados a la violencia y ejercicio de poder.

Trabajar y escuchar a los varones es apostar a la construcción de nuevos vínculos: como pareja, como hijo, como padre, como hermano, como novio, como expareja, como compañero de trabajo, como funcionario, como vecino, como adulto responsable.

Un mundo desigual y violento no solo afecta a las mujeres, niños, niñas, adolescentes; sino también a los hombres en sus oportunidades de vida más dignas y plenas. Hombres, mujeres y personas diversas tenemos los mismos derechos. La cultura patriarcal nos separa y confronta con los privilegios masculinos y la falta de oportunidades para el resto de la población.

La violencia aparece como una forma de validar la masculinidad, como una norma, y la complicidad machista como uno de los mecanismos más comunes para evitar su cuestionamiento.

En este 25 de noviembre decimos “Ni una menos” y “No más violencias” y exigimos espacios de atención a varones como una parte fundamental de las políticas públicas de la provincia de Neuquén y el reforzamiento y acompañamiento a los ya existentes. Si sos varón y necesitás ayuda para controlar tu enojo o frustraciones, comunicate con el DAV. Si tenés entre 16 y 25 años podés llamar al 299 4522101.

Si sos mayor de 25 años podés comunicarte al 299 5818627 o 299 4521189.

(*) Coordinadora del Dispositivo de Atención a Varones del Ministerio de Ciudadanía de la Provincia del Neuquén


Comentarios


Se debe reforzar la lucha contra la violencia a las mujeres