Se durmió en su horario laboral y lo despidieron

Ya había sido suspendido por la misma razón anteriormente.



#

El empleado se defendió argumentando que sus jornadas eran “extremadamente pesadas”. (Foto: Ilustrativa )

La Cámara Nacional del Trabajo convalidó el despido de un vigilador privado por quedarse dormido durante su horario de tareas.

Aunque la Sala VII de la Cámara aceptó el reclamo por horas extras que planteó el empleado contra Giomon Agencia de Investigaciones Privadas SRL, confirmó el fallo de primera instancia que rechazó la indemnización por el despido decidido en 2011 por la empresa.

Cuando promovió la demanda, el vigilador sostuvo que sus jornadas laborales eran “extremadamente pesadas” y “extenuantes”, que era obligado a trabajar enfermo y que en el lugar en el que se desempeñaba había una cámara de seguridad.

El hombre había ingresado a trabajar en febrero de 2011 y cumplía tareas desde las 22.30 hasta las 8.30 del día siguiente en la Clínica de Diálisis STR Argentina de la ciudad de Buenos Aires.

La empresa afirmó que el empleado, quien ya había sido sancionado por faltas similares, se quedaba dormido en servicio poniendo en riesgo el predio que debía vigilar y los bienes bajo su custodia.

Los camaristas consideraron que el caso configuraba una injuria laboral suficiente como para disponer el despido, pues el vigilador, con apenas unos meses de antigüedad en la empresa, ya había recibido varios días de suspensión por quedarse dormido durante su horario de trabajo.

“Pese a las sanciones disciplinarias que se le aplicaron”, el hombre “reincidió en la inconducta cuestionada”, por lo que el despido fue “justificado”, concluyeron los camaristas Néstor Rodríguez Brunengo, Estela Ferreirós y Héctor Guisado.


Temas

Buenos Aires

Comentarios


Se durmió en su horario laboral y lo despidieron