El ISSN cubre el déficit de las jubilaciones con aportes para la salud

Se conocieron los números de las jubilaciones que cerró el ISSN el año pasado y por segunda vez fueron en rojo. La caja de aportes asistenciales, para pagar gastos de salud, dio superávit.





La caja jubilatoria del Instituto de Seguridad Social del Neuquén volvió a quedar en desfase entre lo que aportan los afiliados activos y lo que se paga a los pasivos. De los 22.400 millones de pesos que se recaudaron se gastaron 24.680 millones de pesos y el déficit se licuó, en parte, con el “superávit” que tiene la caja asistencial, es decir con la que se pagan los gastos médicos y de internación.

La obra social que administra las cajas asistencial y jubilatoria de los empleados públicos provinciales tuvo una crisis que se venía arrastrando en el último lustro hasta que en 2016 hubo un aumento de aportes (lo que paga el empleado) y contribuciones (lo que paga el empleador) por lo que pudo conjugar las pérdidas. Hasta el año 2018 se había logrado mantener un resultado positivo de unos 865,4 millones de pesos pero el año pasado se volvió al déficit aunque no de las dos cajas.

En efecto, en concepto de aportes y contribuciones asistenciales, el ISSN recaudó el año pasado unos 12.202 millones de pesos y gastó 9.434,7 millones de pesos. El otro servicio que dio pérdidas fue el de turismo social ya que en 2018 había tenido un saldo positivo porque ingresó más dinero que el que se gastó pero en 2019 la tendencia se dio vueltas porque se recaudaron 126,4 millones de pesos y se gastaron 260,9 millones de pesos.

La caja que administra la seguridad social de los empleados públicos es uno de los puntos débiles del gobierno del MPN porque la utiliza como bandera electoral con el argumento de la posesión neuquina que contrasta con lo que pasó en la vecina provincia de Río Negro donde la caja fue entregada a la Nación.

En el Consejo de Administración hay representantes de los gremios estatales que, en teoría, participan de la toma de decisiones aunque en términos estrictos tienen escaso acceso a la información diaria. De hecho en la Legislatura provincial, el diputado Carlos Coggiola (Democracia Cristiana) tuvo que recurrir a un recurso de amparo en la justicia para obtener información respecto a si se cumplía con el depósito de los aportes y contribuciones de las nóminas salariales.

A poco de asumir como gobernador, en 2016 se aumentaron los aportes y contribuciones. Omar Gutiérrez comenzó, entonces, una estrategia en la que debía quedar bien con el gobierno nacional pero sin que esa actitud implicara ponerse de malas con los gremios estatales. El gobierno de Mauricio Macri puso en marcha lo que se denominó como la armonización de las cajas provinciales donde se pedía que se unificaran criterios con la Administración Nacional de la Seguridad Social caso contrario se cortaría la asistencia que se recibe de ese organismo nacional. Hay dos puntos que se tornaron imposibles de aplicar como es el aumento de la edad jubilatoria -en Nación es de 60 y 65 años para mujeres y varones y en Neuquén es de 55 y 60- y la actualización de las jubilaciones. Por constitución de la provincia éstas deben ser del 80% de lo que cobra un trabajador en actividad.

Hasta fin del año pasado, el ISSN administraba unas 27.009 jubilaciones, un 6% más que el año anterior. Se supone que a fin de este año el crecimiento de los pasivos será similar. Desde el gremio ATE se indicó que podrían llegar a las 2.000 nuevas jubilaciones este año contra las 1.720 nuevas del año pasado.

Como este año no hubo pago del aumento por el índice de precios, se indicó que el balance del ISSN será más o menos similar en cuanto a ingresos y egresos. En 2018 se pagaron 14.116 millones de pesos y el año pasado la cifra llegó a los 24.678 millones de pesos.

Un sector de los gremios estatales hace mención a que durante varios años el Estado, en su papel de empleador, no pagaba las contribuciones al ISSN simplemente porque no era necesario, en función de que sólo con los aportes de los empleados alcanzaba a pagar la jubilación de los pocos que habían alcanzado el beneficio. Después de los 90 la planta de personal creció y, tras 30 años, las jubilaciones comenzaron a notarse en la plantilla de los trabajadores activos.

En 2016 cuando la presión por unificar los criterios con Nación era evidente, ATE presentó un proyecto de sustentabilidad de la caja que consistía en el aporte de la renta petrolera. En la gestión anterior de Jorge Sapag se barajó la posibilidad de repetir la experiencia de Noruega en cuanto a formar un fondo con recursos del petróleo para pagar jubilaciones. Desde que se expresó esta idea en la Legislatura hubo tres crisis derivadas del precio internacional del petróleo que pone patas para arriba las cuentas de la provincia lo que obligó a tomar créditos en dólares y en pesos para continuar sosteniendo el nivel de gasto público sin recurrir al temido ajuste.

Desde el MPN se indicó que no hay deudas históricas porque cuando no alcanza la plata propia del ISSN es el Estado neuquino el que debe auxiliar para cumplir con el pago de las jubilaciones que son perentorias. Los pag


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El ISSN cubre el déficit de las jubilaciones con aportes para la salud