Se escaparon dos internos de la cárcel de Roca, y uno fue recapturado

Quien continúa prófugo es un violento domador que se ha fugado en al menos dos oportunidades.



#

Luis Mario Pino es un violento domador. Como pocos, conoce el campo para escapar sin dejar rastros.

ROCA (AR).- Otras dos fugas tuvieron como escenario la alcaidía de Roca durante las últimas horas, y uno de los evadidos logró ser recapturado tras intentar resistirse a los uniformados que lo ubicaron en una casa del barrio Malvinas de esta ciudad. Mientras, el restante continuaba prófugo y era intensamente buscado, ya que se trata de un domador de caballos muy violento que ya ha protagonizado huidas cinematográficas a campo traviesa.

Los evadidos fueron Juan Ramón Riquelme, condenado por robo calificado por la Cámara Primera del Crimen de esta ciudad; y Luis Mario Pino, un violento domador de Río Colorado, quien entre otras características tiene la de propinarle feroces palizas a sus parejas. Incluso, hace años, en su pueblo natal le cosió con alambre la boca a su novia, “para que no hable con nadie”.

El primero en escaparse fue Pino. Desde hace unos días había sido trasladado al pabellón Nº12, ya que había tenido un enfrentamiento con otros internos. Es más, fuentes carcelarias señalaron que el ahora prófugo había sufrido varios cortes en distintas partes del cuerpo.

Pero el miércoles alrededor de las 4 de la madrugada, Pino habría aprovechado una oportunidad inmejorable para abandonar su encierro.

Hasta ahora no hay una explicación oficial sobre cómo logró escapar. Sí se sabe que no cortó barrotes, ni mucho menos lo hizo a través de un túnel. Todo indica que la puerta del pabellón, que comunica a la calle Maipú, no habría quedado bien cerrada.

Pino no dejó pasar esa ventaja, y escapó. En la ciudad nadie lo busca. Se sabe que no es su “hábitat”. Conocedor del campo como pocos, es capaz de hacerle perder su rastro hasta al más baqueano.

Cuando ocurrió lo de su novia que tenía la boca cocida con alambre -además de marcas de brutales castigos-, recorrió a campo traviesa desde Río Colorado a una isla de Choele Choel. Eludió todos los controles y a los puesteros a caballo que se habían unido a la policía para tratar de dar con él.

La última fuga la protagonizó en la zona de Cinco Saltos. Allí también escapó hacia el norte y por el campo. Nunca más se supo de él, hasta que lo detuvieron en Plottier, en plena ciudad.

El restante evadido, y luego recapturado por personal de la subcomisaría de Stefenelli, es Juan Ramón Riquelme. Fue apresado ayer a las 18.30 en una casa ubicada en Suiza sin número, del barrio Malvinas de esta ciudad. Anoche se encontraba alojado en esa unidad policial.


Comentarios


Se escaparon dos internos de la cárcel de Roca, y uno fue recapturado