Se estancó el empleo y aumentan las suspensiones

Industria, comercio y transporte, los más afectados. Informe de Trabajo revela un duro cuadro.



#

Las suspensiones de obreros por la caída en la venta de autos golpea a la industria automotriz.

EL PAÍS

Una nueva señal de alerta se encendió en el gobierno ante la virtual parálisis en los índices de empleo, donde sobresale el elevado número de suspensiones que alcanzó su nivel más alto en cinco años.

Según el último informe trimestral difundido por el Ministerio de Trabajo sobre la evolución del empleo registrado del sector privado en los principales aglomerados urbanos, entre mayo y junio cayó un 0,3% el empleo respecto del primer trimestre y creció, tan solo 0,5% respecto de igual trimestre del 2013.

Asimismo, el número de suspensiones, que se mide cada 1.000 trabajadores, cerró en 5,8 en el segundo trimestre, casi 2 puntos por encima del primer trimestre, que cerró en 3,7. Con tal resultado se acerca al pico de esta variable, aplicada desde 2006, que se dio en la crisis del 2009. Además, la tendencia mensual creció y en junio cerró en 6.6.

Las principales actividades que sufrieron bajas fueron: industria (-1,1%); comercio, restaurantes y hoteles (-1,6%); transporte, almacenaje y comunicaciones (-0,6%) y servicios financieros (-0,2%).

Además, a pesar de un leve repunte en el último trimestre, la construcción sigue presentado números negativos superiores al 4 por ciento, respecto al 2013.

El gobierno ha negado continuamente este dato preocupante en el sector automotriz, con el argumento de que la problemática se debía a la relación comercial con Brasil.

La creación de puestos de trabajo es una de las principales banderas del kirchnerismo. Por eso, el miércoles último la presidenta Cristina Kirchner anunció una batería de medidas, contra la caída de la actividad económica, junto a empresarios y sindicalistas afines al gobierno.

El informe del Ministerio de Trabajo señala: “Tanto la tasa de entrada como la de salida presentan una tendencia declinante (que) ya se ha verificado en otras etapas de incertidumbre o de crisis. Por un lado, los empleadores deciden no reemplazar la totalidad de los empleados que, habitualmente y por distintos motivos, se retiran de sus empresas. Por el otro, los trabajadores, ante un contexto de mayor incertidumbre, reaccionan reduciendo su movilidad laboral, siendo menos frecuentes las renuncias. En este marco, es habitual que el volumen de despidos no crezca, básicamente por el hecho que las dotaciones de personal se reducen como resultado de una baja en el número de contrataciones”.

La cartera laboral realiza este relevamiento en ocho centros urbanos más grandes y pueden tomarse como un anticipo de las estadísticas sobre trabajo, que publicará el Indec el 19 de agosto.

De acuerdo a los indicadores laborales oficiales, se destaca la performance comparativamente positiva del Chaco: mientras que el empleo se redujo en Gran Rosario (1,5%), Gran Mendoza (1%), Gran Tucumán (0,8%), Gran Santa Fe (0,9%), Gran Córdoba (0,7%), Gran Buenos Aires (0,1%) y Gran Paraná (0,1. En Gran Resistencia el empleo se expandió un 2,4% (aunque este aglomerado es uno de los pocos que registra una caída interanual).

Por tamaño de empresa, del primero al segundo trimestre se redujo el nivel de empleo en las pequeñas (entre 10 y 49 trabajadores) y grandes (200 y más), mientras que aumentó ligeramente en las medianas (de 50 a 199). (Redacción Central)


Comentarios


Se estancó el empleo y aumentan las suspensiones