Se intensificaron los controles de tránsito

A los tradicionales operativos de alcoholemia, donde este fin de semana se detectaron a 22 conductores, ahora se le sumó otro para evitar picadas en las zonas de Plaza de las Banderas, en avenida Olascoaga y en calle Río Negro.



Neuquén

En los controles de tránsito que se realizaron el último fin de semana en la ciudad de Neuquén se detectó a una persona con un máximo de 3,5 grados de alcohol, cuando lo permitido es de 0,5. Además, la comuna reforzó el operativo para evitar picadas en tres zonas: Plaza de las Banderas, en avenida Olascoaga y en calle Río Negro.

Con respecto a la prueba de alcoholemia, los agentes y los efectivos policiales detectaron 22 conductores con niveles prohibidos de alcohol en sangre, sobre un total de 102 analizados. Se labraron en total 43 actas, ya que se sumaron 21 automovilistas por falta de documentación para circular.

Con respecto a las carreras de autos, el secretario de Gobierno, Raúl Dobrusín, señaló que “este fin de semana agregamos el control de picadas entre la 1 y las 3 en las zonas donde la gente expresó su inquietud porque supuestamente se iban a correr estas competencias ilegales, pero no detectamos ninguna. Quizá fue porque advirtieron la presencia de los inspectores en el lugar”.

De los 22 conductores con examen de alcoholemia positivo, a 17 se les secuestraron los vehículos. Los otros cinco autos fueron retirados en el lugar por otra persona que estaba en condiciones de conducir. También fueron demorados dos conductores que se resistieron a los controles.

Cabe aclarar que el nivel permitido para manejar es de 0,5 y, en la ocasión, se registró una persona con un máximo de 3,5 este fin de semana.

rionegro.com.ar


Comentarios


Se intensificaron los controles de tránsito