Se reactivaron las obras en solo algunos sectores de la Ruta 22

Desde Nación aseguran que están normalizando los pagos a las empresas. En toda la traza están trabajando hoy alrededor de 160 empleados. Para terminar la obra, estudios privados aseguran que se deben inyectar 8.000 millones de pesos.




Lentos son los avances de obra sobre la Ruta 22.

Con cierto grado de dificultad, producto de los problemas en el pago a proveedores y la falta de algunos repuestos e insumos, las empresas constructoras aseguran que los trabajos en la Ruta 22 continúan operativos.

Fuentes del ministerio de Obras Públicas de la Nación, que dirige Gabriel Katopodis, señalan que se están normalizando la cancelación de certificados pendientes a las constructoras cuyas obras consideran prioritarias.

Varios de los tramos de la Ruta 22, aseguran de Nación, son los que están hoy en la agenda y a los que se les está girando fondos para que no frenen sus obras.

Según funcionarios del organismo nacional, en la traza de la Ruta 22 que cubre las provincias de Río Negro y Neuquén actualmente hay algo más de 160 empleados trabajando en los distintos puntos de la obra. “Estamos enviando los fondos de Nación para poder continuar con los trabajos. Calculamos que en poco tiempo más estaremos habilitando nuevos tramos de la autopista”, destacó uno de los asesores del ministerio de Obras Públicas al ser consultado por el tema.

Desde las empresas constructoras señalan que, si bien los fondos llegan a cuentagotas, alcanzan para seguir activos en los tramos que hoy se están avanzando.

Algunas de las tareas se frenaron por la falta de insumos, como es el caso hormigón. Pero esta situación quedaría sorteada en poco tiempo más ya que proyectan, a partir del mes que viene, normalizar el abastecimiento de hormigón y con ello reactivar los trabajos.

Si bien en el plano de lo discursivo el Gobierno Nacional asegura que la Ruta 22 es prioritaria para el ministerio de Obras Públicas, la realidad muestra que los avances son muy lentos y en tramos definidos.

Según estudios oficiales, para poder en marcha todas las obras de esta traza pendientes de ejecutar y finalizarlas en un plazo prudencial de 24 meses, se necesitarían inyectar en los próximos dos años algo más de 5.000 millones de pesos (cerca de 80 millones de dólares). Una cifra que está lejos de las cuentas que hoy evalúa la cartera del ministro Katopodis.

Cabe recordar que el primer proyecto para la Ruta 22 se firmó en 2004 que abarcó el tramo de 20 kilómetros entre Chichinales y Godoy y se terminó en 2010. Ese año la obra se prolongó hacia otras cuatro secciones, con un presupuesto para ello de 1.127 millones de pesos.

Datos clave

35%
es lo que se lleva ejecutado del total del proyecto final corregido en 2010, según estudios del sector privado.
16
son los años que ya pasaron desde el primer proyecto de obra presentado para Chichinales-Godoy.

Trabajadores eximidos del aislamiento


El artículo 6 del decreto presidencial sobre la cuarentena, exceptúa del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y la prohibición de circular a todos los trabajadores que estén involucrados en la obra pública, nacional, provincial o municipal.

Las empresas deben tener fuertes recaudos por la salud de su personal. Las obras deben ser al aire libre. Hay medidas restrictivas en relación a que tienen que usar barbijos, deben mantener distancias entre ellos, no se pueden juntar en trailers y deben contar con termómetros electrónicos en obra, alcohol en gel y desinfectantes.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Se reactivaron las obras en solo algunos sectores de la Ruta 22