Las obras de la ruta 22, nuevamente paralizadas

Fuentes oficiales creen que los trabajos podrían retomarse a partir de marzo, pero no hay certezas plenas. En 2019 solo se ejecutó el 25% de lo proyectado para Río Negro en el presupuesto nacional. El estado es de abandono, un peligro para los conductores.



Son enormes los peligros que deben sortear los conductores que usan la ruta nacional 22. (Foto: Andrés Maripe)

Son enormes los peligros que deben sortear los conductores que usan la ruta nacional 22. (Foto: Andrés Maripe)

Paralizadas. Así están las obras de la ruta nacional 22 cuando se recorre esta importante vía que une a todo el Alto Valle de Río Negro.


El paisaje es penoso: pastizales de más de un metro de altura, enormes tachos olvidados a la vera de la ruta -muchos oxidados- con el peligro latente que eso genera, ramas y piedras que invaden el poco asfalto que queda, y una estructura que se deteriora con el paso del tiempo sin que nadie asuma responsabilidades.

Hace ya más de 90 días que no se observan trabajos en el lugar. “El gobierno anterior dejó todo el sistema de obras públicas en muy mal estado. Para Río Negro el presupuesto del año pasado tenía previsto algo más de 3.600 millones de pesos destinados a las obras viales, pero solo se gastaron 946 millones. Es decir que se ejecutó solo el 25% de lo que estaba disponible. Algo inconcebible”, remarcó el senador nacional, Martín Doñate, al ser consultado luego de la reunión que mantuvo días atrás con el titular de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta.

Sin dudas esta subejecución terminó por afectar la continuidad de las obras en la ruta 22.

Según distintas fuentes oficiales, es difícil que los trabajos se reactiven en el corto plazo. “El Ejecutivo está trabajando con un presupuesto prorrogado, haciendo ajuste de egresos de capital para destinar fondos a las áreas sociales y, sobre todo, se debe definir la reestructuración de la deuda pública para saber con qué fondos genuinos contamos para la obra pública”, señaló una alta fuente del ministerio de Obras Públicas de la Nación, manejado por Gabriel Katopodis.

Para Río Negro el presupuesto 2019 tenía previsto $ 3.600 millones para obras viales, pero sólo se gastaron $ 946 millones”.

Martín Doñate, senador nacional por el Frente de Todos.


Según fuentes oficiales, recién a partir del segundo trimestre se puede esperar una reactivación de las obras en la ruta 22 teniendo en cuenta que el Gobierno Nacional anunció que en la segunda quincena de marzo el ministro Guzmán iba a presentar la propuesta de reestructuración de deuda ante los acreedores.

El cronograma que prevé la administración Fernández es: comenzar las negociaciones con los tenedores de bonos a fines de marzo, evaluar disponibilidad de fondos para obra pública con los gobernadores, y presentar el presupuesto 2020 ante el Congreso Nacional. Con una visión optimista, las empresas constructoras podrían disponer de fondos importantes como para poner en marcha la obra sobre la ruta 22 recién a partir de junio de este año. Sin embargo, no existe palabra oficial que identifique prioridades y fechas.


Reuniones



Funcionarios de áreas del ministerio de Obras Públicas han mantenido en este último tiempo reuniones con los gobernadores, senadores, diputados e intendentes de distintas provincias para escuchar las prioridades que tiene cada distrito.

“Hacia fines de diciembre mantuvimos, junto a la gobernadora Arabela Carreras una larga reunión con el ministro Katopodis donde expusimos las demandas de Río Negro en materia de obra pública. Nos manifestó su voluntad política de avanzar, aunque anticipó las limitaciones con las que cuenta el Gobierno Nacional para liberar fondos”, señaló a Carlos Valeri, ministro de Obras Públicas de Río Negro.

El ministro Katopodis nos manifestó su voluntad política de avanzar, aunque anticipó las limitaciones”.

Carlos Valeri, ministro de Obras Públicas de Río Negro.


Durante el encuentro, la gobernadora Carreras le solicitó prioridad sobre cuatro obras para la provincia: acelerar la ejecución sobre la ruta 22, los pocos kilómetros que faltan sobre la 23, la reparación de toda la ruta 151 y poner en marcha el colector cloacal costanero de Bariloche. El ministro Katopodis dio su respaldo a la ejecución de estos emprendimientos, pero no dio tiempos de inicio para los trabajos.


Indefiniciones



Paralelamente, la semana pasada, el senador nacional Martín Doñate (Frente de Todos), recibió en su oficina del Congreso al Administrador General de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, con el objetivo de abordar una agenda de temas relacionados con la provincia de Río Negro.

“El mantenimiento de las rutas nacionales, la continuidad de obras de infraestructura vial, y conocer el nuevo esquema de funcionamiento del organismo federal fueron parte de la agenda de trabajo”, destacó el senador en un comunicado emitido recientemente.

Desde hace meses que no se observan avances en las obras. (Foto: Andrés Maripe)


Aseguró que también se repasó el estado de situación de las obras sobre las rutas nacionales 22, 23 y la urgencia y necesidad de trabajar cuanto antes sobre las rutas 151 y 40.

Como en el caso de Katopodis, el titular de Vialidad Nacional tampoco pudo dar definiciones precisas sobre los tiempos del Gobierno Nacional para retomar las obras de la ruta 22.


Las empresas contratistas, sin contacto con las autoridades



Las empresas constructoras que están trabajando en la ruta 22 manifestaron su preocupación por la falta de respuesta del nuevo Gobierno ante el freno en la ejecución de obra.

“Pasaron más de 50 días de la asunción de esta nueva administración y todavía no nos han recibido para decir qué es lo que piensan hacer con la ruta 22”, confió uno de los directivos de la UTE que está trabajando en esta obra y que está con su personal parado a la espera de alguna señal de Nación. La fuente, que prefirió mantenerse en el anonimato, aseguró que muchas son las empresas que arrastran deudas certificadas en Vialidad Nacional desde junio del año pasado.

Los montos que el gobierno adeuda son millonarios. Teniendo en cuenta la inflación que tiene el país, cualquier negocio es inviable si los pagos no se cumplen en tiempo y forma. “Después de octubre, el gobierno anterior desconectó todos sus teléfonos. Nadie respondía por las deudas que estaban pendientes. El 10 de diciembre asumió esta nueva administración y pareciera todo sigue igual…”, manifestó el ejecutivo con un alto grado de incertidumbre.

Datos clave

25%
fue lo que se ejecutó en Río Negro, según Vialidad Nacional, durante el año pasado sobre el presupuesto aprobado.
3.600
eran los millones de pesos con los que contaba Río Negro para ejecutar en obras viales.


Consultadas otras empresas de la región, todas van en la misma línea. “Las reuniones son todas políticas. Sabemos que hubo encuentros con los gobernadores de la región, con diputados y senadores, y con intendentes. Todos nos dijeron los mismo: se está haciendo una evaluación para definir las obras prioritarias”, confió otro de los empresarios que también solicitó mantenerse en el anonimato.

Hasta mediados del año pasado, estas obras se financiaban mayoritariamente con recursos proveniente del Fideicomiso Sistema Vial Integrado (Sisvial), el cual recibe a su vez fondos de la recaudación del impuesto al gasoil que se abona en la actualidad. Hoy esa fuente de recursos no está disponible para las grandes obras.

El senador Martín Doñate insistió en que los problemas se solucionarán una vez “definidas las prioridades, y la ruta 22 es prioridad para el gobierno nacional”. Aseguró que “se está trabajando para volver a reactivar la mayor parte de las obras que han sido abandonadas por la administración de Mauricio Macri”.


Comentarios


Las obras de la ruta 22, nuevamente paralizadas