Boca tuvo aguante y dejó afuera a River de la Copa Argentina

El Superclásico terminó empatado 0 a 0 y el Xeneize se impuso 4 a 1 en la tanda desde los doce pasos para pasar a cuartos de final.

A casi tres meses de su último enfrentamiento, Boca y River se volvieron a ver las caras en un Superclásico de eliminación directa con el mismo final. Tras empatar 0 a 0 en el tiempo reglamentario, el Xeneize lo ganó 4 a 1 en los penales y pasó a cuartos de final de Copa Argentina.

En la tanda desde los doce pasos, Agustín Rossi le atajó a Julián Álvarez y Braian Romero ejecutó muy mal el suyo. Boca metió todos los que pateó y se quedó con la clasificación. Los de Marcelo Gallardo podrían haberlo ganado en los 90' pero les faltó la fluidez que suelen tener en el juego y, fundamentalmente, efectividad.

En el arranque del partido, el Xeneize logró incomodar a River que no pudo asociarse como acostumbra. Algo más metido y concentrado, los de Miguel Ángel Russo se mostraron mejor en el comienzo e inquietaron con las pelotas paradas.

A los 31', en la primera llegada clara del partido y única del primer tiempo, Braian Romero se perdió el gol abajo del arco tras un buen desborde de Julián Álvarez. En la continuación de la jugada, también falló Bruno Zuculini, cuyo disparo de media vuelta salió por arriba.

En una primera parte trabada y deslucida, el orden de Boca impuso las condiciones aunque la chance de gol la tuvo River. Del otro lado, Juan Ramírez fue el mejor del Xeneize y sigue demostrando que su contratación fue un acierto. Con su desequilibrio forzó varios amonestados en el Millonario.

Para el complemento, Milton Casco reemplazó a Gonzalo Montiel en el lateral derecho. El jugador de la selección acusó una molestia y había visto la amarilla, por lo cual Gallardo decidió reemplazarlo.

Antes del minuto, River demostró su intención de modificar el trámite en el segundo tiempo. Primero, José Paradela desbordó y Carlos Izquierdoz le tapó el tiro a Romero y luego el remate de Zuculini fue al cuerpo de Agustín Rossi.

Sobre los 4', tras una de las pocas jugadas colectivas del partido, el Millo movió la pelota de un lado a otro y Paradela cruzó un remate que salió desviado.

A los 8', todo River protestó una dura patada de Marcos Rojo a Álvarez en la espalda. La imprudencia del defensor le pudo costar la roja pero Loustau apenas amonestó y ante la queja de los jugadores del Millo respondió: ''si era en la cabeza, era roja''.

Ocho minutos después, River tuvo una más en los pies de Nicolás De la Cruz que probó de lejos en un derechazo que pasó cerca del ángulo derecho de Rossi. A los 33', los volantes del conjunto de Núñez recuperaron en tres cuartos de cancha y Romero sacó otro fuerte remate desde afuera que se fue apenas desviado.

El Xeneize sintió el desgaste del primer tiempo y no tuvo la consistencia defensiva que había mostrado en el comienzo. Dedicó sus esfuerzos en mantener al rival lo más lejos de su arquero posible pero nunca pudo patear al arco, ni tampoco mostró intenciones de hacerlo.

La entrada de Edwin Cardona le permitió finalizar el partido sin mayores dificultades, porque discutió un poco la posesión del balón. Incluso estuvo cerca de generar una acción de riesgo en tiempo adicionado, pero se desplomó cerca del área y Loustau no vio la infracción que pedía el colombiano.

Con eficacia en los penales, y no mucho más, a Boca le alcanzó para eliminar a River al igual que en la Copa de la Liga Profesional en mayo. Un alivio que extiende la racha sin perder contra el clásico rival y lo mete en la siguiente instancia de una Copa Argentina que es importante porque clasifica al ganador a la próxima Libertadores.


Comentarios


Boca tuvo aguante y dejó afuera a River de la Copa Argentina