Separado no es basura, el lema para reciclar en Bariloche

El Municipio vuelve al ruedo con una campaña de concientización para distinguir los residuos secos, húmedos y forestales.



Los comercios, restaurantes y vecinos del microcentro deben arrojar sus bolsas en los contenedores ubicados en la vía pública. Foto: archivo

Los comercios, restaurantes y vecinos del microcentro deben arrojar sus bolsas en los contenedores ubicados en la vía pública. Foto: archivo

La separación de residuos en origen está instaurada en Bariloche desde hace varios años pero nunca se realizó una campaña eficiente que logre que los vecinos apliquen esta premisa para facilitar el procesamiento del material a la Asociación de Recicladores Bariloche y contribuyan con el medio ambiente.

Ahora el municipio vuelve a la carga y lanzó la campaña “Separado no es basura” que busca concientizar a la comunidad en la separación de residuos domiciliarios entre material húmedo, secos y forestales.

El municipio remarcó que continúa con la metodología de recolección diferenciada de residuos secos los miércoles o jueves (dependiendo de los días de recolección de cada ruta). Esos días es importante que los vecinos saquen sus residuos secos como papeles, plásticos, metales, vidrios y envases de tetra.

Este tipo de residuos debe estar limpio y seco. Los camiones recolectores esos días depositan el material en el llamado centro de residuos urbano municipal (vertedero) para que la ARB pueda procesarlo.

Desde la municipalidad se aclaró que si junto a esos residuos se mezclan los húmedos, no sólo se dificulta la tarea de los trabajadores de la ARB, sino que algunos materiales pueden contaminarse al punto de no poder ser recuperados. Por eso la importancia de separar.

La propuesta es que en los domicilios se aparten en bolsas diferentes los residuos secos, que deben sacarse solo miércoles y jueves, de los húmedos que son materia orgánica como los restos de comidas, yerba, café, además de los residuos sanitarios como papel higiénico, pañales y todo tipo de elemento de higiene personal.

Por otro lado, los residuos forestales como ramas, pasto, troncos, hojas, deben tener un circuito aparte y se debe solicitar a la delegación municipal el contenedor para arrojarlos y luego retirarlos.

Contenedores

Como parte del impulso de la separación de residuos en origen, el municipio aplica una nueva metodología en el centro de la ciudad donde se instalaron contenedores diferenciados que son retirados por un camión compactador especial.

Para esta tarea recientemente el municipio compró un segundo camión que realiza la carga horizontal del depósito de residuos y 100 nuevos contenedores.

En esta área de la ciudad donde hay muchos comercios, restaurantes, hoteles y oficinas, los residuos en bolsas diferenciadas deben ser depositados en los contenedores y no en la vía pública.

Se informó que se están optimizando los recorridos y ubicación de los contenedores, por lo que se pidió a vecinos y comerciantes que durante este período de reajustes, de encontrar lleno el contenedor más próximo, depositen sus residuos en el siguiente más cercano.

En los kilómetros

Además en la zona oeste de la ciudad se instalaron puntos verdes que son lugares específicos con tachos especiales, acordados con las juntas vecinales, donde los contribuyentes podrán depositar los residuos reciclables limpios y en bolsas.

Actualmente están estos sectores en los barrios Pájaro Azul, Nahuel Malal, Tres Lagos, Villa Campanario y Don Orione. Estos lugares están monitoreados con el sistema de videovigilancia de la ciudad.

El resto de los residuos (húmedos y no reciclables) continúan siendo retirados por el sistema de recolección municipal en los días y horarios habituales.

Para los residuos voluminosos, chatarra, neumáticos, artefactos eléctricos o electrónicos, residuos de construcción, entre otros, se debe gestionar el retiro con contenedores a través de las juntas vecinales o la delegación municipal más cercana.

Guía práctica para distinguir entre secos y húmedos

Los residuos secos, que son recuperados y comercializados para el sustento de las familias que integran la Asociación de Recicladores Bariloche (ARB), deben ser depositados en bolsas aparte en los domicilios o en los contenedores específicos, limpios y secos.

En este grupo entran los papeles, diarios, cajas, revistas, hojas. Además de plásticos, envases, bolsas, metales, canillas, llaves, candados, cables, caños, latas de aluminio, vidrios, botellas, frascos.

También forman parte de este conjunto los envases tetra pack, de leche, jugo, vino, etc.

Para los residuos húmedos que son material orgánico y resto de comida, se sugiere realizar composteras en cada hogar, de lo contrario se deben arrojar en bolsas aparte junto a los residuos sanitarios (pañales, papal higiénico).


Comentarios


Separado no es basura, el lema para reciclar en Bariloche