“Si nos denuncian, todo Loncopué será una cárcel”

Defienden la consulta y advierten que la provincia deberá acusar a todo el pueblo.



#

“El gobierno debería estar orgulloso”, dijeron los pobladores.

NEUQUÉN (AN).- Los vecinos autoconvocados de Loncopué aclararon que el referéndum del domingo sólo rechazó la minería metalífera a cielo abierto con sustancias tóxicas y denunciaron presiones por parte del gobierno para desalentar el voto de los empleados de Termas, al tiempo que defendieron la legalidad del emblemático acontecimiento electoral.

Viviana Vaca de los vecinos autoconvocados junto al párroco José María D´Orfeo, el abogado Cristian Hendrickse, Rubén Capitanio, Oscar Ragni y Noemí Labrune brindaron ayer una conferencia de prensa para explicar las razones del referéndum que se realizó el domingo.

“Loncopué dio cátedra de democracia, el gobierno debería estar orgulloso”, dijo D’Orfeo quien indicó que “no tenemos la culpa que haya 1.100 empleados públicos que cobran del Estado sino que es culpable el gobierno por no generar opciones laborales”. Sostuvo también que en caso de que se haga una denuncia penal “nos meterán presos a los 2.500 que participamos y todo Loncopué será una cárcel”.

Vaca contó que desde el viernes 1 a la mañana se instrumentó una campaña para desalentar el voto porque “se alfombró Loncopué” con folletos que advertían que el voto no era obligatorio, que hubo mensajes de texto a los empleados temporarios del Ente de Termas y que el sábado fueron dos escribanos supuestamente contratados por un vecino a controlar los padrones. “El domingo, afuera de la escuela estaban los escribanos con los padrones y la gente del no viendo quién entraba a la escuela a votar y ahí lo tildaban, como allá nos conocemos todos sabían quien era quien”, dijo Vaca.

Hendrickse recordó que el 4 de abril se publicó en el Boletín Oficial la convocatoria al referéndum que se hizo ahora porque en la gestión anterior de Wálter Fonseca, la ordenanza presentada por iniciativa popular que prohibe ese tipo de minería contaminante, fue rechazada por el Concejo Deliberante por seis a uno. De acuerdo a la ley 53, si se presenta un pedido por el 15% del padrón debe llamarse a referéndum por sí o por no. En la anterior gestión no se llegó a tiempo y por eso se hizo ahora. “Hace cinco años nos dijeron que no intentemos nada porque los chinos ya estaban en Campana Mahuida y que iba a ser imposible que puedan levantar la mina”, dijo Vaca para dar idea de lo que significó el referéndum en términos de decisión popular.

El abogado sostuvo que en la zona de Campana Mahuida hay ocho empresas mineras trabajando que utilizan otro método de extracción e indicó que a diferencia del plebiscito de Esquel que se hizo en contra de la explotación del oro, el de Neuquén era vinculante porque es refrendar una ordenanza que se había presentado.


Comentarios


“Si nos denuncian, todo Loncopué será una cárcel”