Siete ambulancias para la mitad de la población

ATE asegura que son las que están en condiciones. Sostiene que no hay fondos para reparaciones.



#

En el "Castro Rendón", el hospital de mayor complejidad, sólo dos vehículos están a disposición.

NEUQUÉN (AN).- A la espera del proyecto del gobierno provincial para prolongar la emergencia sanitaria, la ATE informó que de las 14 ambulancias que están asignadas al departamento Confluencia, sólo la mitad funciona. En el Castro Rendón, el hospital de mayor complejidad, son dos las que están a disposición y cuatro las que, en caso de un traslado o una asistencia de emergencia, no podrían utilizarse.

Desde el gremio estatal buscan que para asignar ambulancias se considere el contexto que rodea a cada localidad. Por ejemplo, Senillosa cuenta con dos móviles equipados, pero como escasean los especialistas, la mayor parte de las prácticas se deriva a Neuquén. "Como no hay médicos, derivan todo y se necesitan más. No alcanza con sólo dos ambulancias", afirmó Baltasar Alvarez, delegado de la junta interna de ATE en el Castro Rendón.

Según afirmó, los vehículos averiados no se reparan debido a las deudas que el Estado tiene con los proveedores, que incluye a los servicios mecánicos. "Están paradas porque no hay crédito", explicó.

La coyuntura de Salud, con dificultades para afrontar pagos inmediatos, comprar insumos o reparar equipos -no sólo ambulancias- no se solucionó con la ley de emergencia dictada el año pasado y que vence el 20 de junio. La expectativa está dada por el proyecto que el ministro Daniel Vincent se comprometió a llevar a la Legislatura, para sancionar una nueva ley de emergencia, pero esta vez orientada al recurso humano.

Respecto de la situación de Salud, en la Legislatura provincial hay acuerdos en diagnóstico. Las diferencias en los posicionamientos entre diputados de distintas fuerzas difiere en el abordaje.

Desde la presidencia de la comisión de Desarrollo Humano y Social, Graciela Castañón (MPN) fue muy crítica de la actualidad del sistema público de Salud. "Es muy burocrático. Se maneja como si comprar remedios o disponer de una caja para reparaciones, fuera lo mismo que comprar un ladrillo o papel", sostuvo. "Salud tiene que armar estructuras administrativas ágiles, donde las zonas sanitarias dispongan de un monto para comprar los repuestos", explicó la diputada, para quien el problema no es de presupuesto, sino de administración.

"No es un problema de fondos, es de organización", afirmó Castañón.

Desde la oposición, la radical Yenny Fonfach anticipó cuál será la postura del bloque frente al proyecto que presentará el Ejecutivo. "Exigimos que sea conforme un fondo extraordinario, separado del presupuesto", dijo


Comentarios


Siete ambulancias para la mitad de la población