Simple, un aporte para alcanzar el desarrollo económico

El libro de Gerónimo Frigerio, desnuda la burocracia latinoamericana. Eliminar regulaciones, la clave para el crecimiento.

Por Daniel Darrieux *

Desarrollo. Tender puentes y no poner escollos, en el camino de los que buscan generar empleo y produccion.

“Simple” es el título de un libro de reciente publicación. Tiene como subtítulo una propuesta poderosa: “Una idea para transformar el futuro de América Latina”. Su autor, Gerónimo Frigerio, es un especialista internacional con 20 años de experiencia en el diseño y ejecución de proyectos de desarrollo.
El autor sostiene que la persistencia de la pobreza refleja la incapacidad de los gobiernos para resolver otros problemas asociados: el desempleo y la informalidad. Textualmente plantea que: “…el libro hace foco en la realidad más dolorosa en América Latina: cómo dejar de ser pobres. No enuncia teorías de desarrollo, sino que provee una visión práctica a fin de entender el tipo de cambios necesarios para lograrlo.” A lo que agrega: “si es difícil hacer negocios para los emprendedores, micro y pequeñas empresas de la región, ¿por qué no hacerlo fácil?” Agrego: puro sentido común. Lo que falta es ponerlo en práctica.
“Simple” tiene el mérito de plantear ejemplos concretos que respaldan el diagnóstico: completar un trámite en la región requiere tiempo y capacidad de interpretación. Solo el 16% de las personas sin estudios ha realizado un trámite en el último año, en comparación con el 42% con estudios universitarios completos. La conclusión es muy clara: la complejidad de la tramitología impuesta por los gobiernos afecta más a las personas de menores recursos. La burocracia estatal es regresiva.
El foco del libro es muy concreto: desarrollar el sector privado de la región para disminuir la pobreza.

“El mejor trámite es el que no hay que hacer…” La eliminación de las trabas a la iniciativa emprendedora, es la llave para salir de la pobreza.


“Entender cómo dejar de ser pobres debiera ser la principal prioridad de todos los latinoamericanos. Generar soluciones para que emprender y trabajar en la región sea simple y económico es un camino que aún no se ha ensayado y que tiene el potencial de transformar el futuro de América Latina en uno de progreso…”, sostiene el autor.
Gerónimo Frigerio plantea que el conocimiento sobre cómo mejorar las reglas para lograr el desarrollo del sector privado está disponible hace décadas. En 2004, el Banco Mundial lanzó la publicación “Doing Business” (“Haciendo Negocios”), en la que se analiza el impacto de las regulaciones económicas en el desarrollo. El informe señala que los países con “buena” regulación (la que promueve la facilidad para hacer negocios) prosperan, mientras que aquellos con “mala” regulación no lo hacen.
Otra de las evidencias citadas por el autor indica que los países pobres son los que más regulan los negocios, y sus empresas enfrentan hasta tres veces más de costos administrativos y cerca del doble de procesos burocráticos y demoras. Asimismo, los derechos de propiedad en los países pobres están más desprotegidos que en los ricos. Estudios citados en el libro indican que las jurisdicciones que protegen los derechos de propiedad lograron mayores niveles de desarrollo económico y social.
“El proyecto Doing Business del Banco Mundial nos permite identificar el tiempo que insume abrir una empresa, contratar personal, resolver una disputa, acceder a licencias, pagar impuestos, acceder al crédito y cerrar la empresa. El tiempo de cada trámite, su costo y complejidad, nos da una idea de dónde está el problema en la vida de una empresa que busque desarrollar una actividad en el sector privado”, sostiene Frigerio.

Emprender. Una de las tareas más difíciles en América Latina.


Si resulta tan evidente y de sentido común que es necesario facilitar la creación de emprendimientos y empresas, ¿por qué es tan complicado? Gerónimo Frigerio aporta una explicación: “América Latina tiene dos características que impactan en forma negativa en la forma de hacer trámites: (i) altos niveles de desconfianza entre los ciudadanos y el Estado, y (ii) una gran confianza en las reglas. Como resultado, los gobiernos generan reglas y requisitos para mitigar riesgos asociados con el “abuso”, por parte de los ciudadanos…”. A lo cual agrego: crear, mantener y aumentar estructuras estatales que aumentan la tramitología, proporciona poder y dinero a políticos y burócratas. Hay intereses creados disfrazados de “bien común”.
La propuesta concreta contenida en “Simple” es: (i) simplificar, con foco en reescribir las reglas que obstruyan el desarrollo del sector privado. (ii)Reformar las instituciones estatales que limiten el desarrollo del sector privado. (iii) Digitalizar –complementariamente con las reformas anteriores- los procesos asociados a la operatoria de las MIPYMES. “En la era digital debiéramos hacer los trámites que tienen que ver con la vida comercial desde un teléfono móvil…”. “El mejor trámite es el que no hay que hacer…”
La experiencia de Estonia, citada en el libro, es un caso de éxito en materia de simplificación y digitalización.
En “Simple” también se plantea la necesidad de facilitar el cierre de empresas. Poner barreras de salida genera barreras de entrada a la creación de empresas.
“Simple” es un libro de fácil comprensión. Aporta propuestas concretas de probada eficacia a nivel global, que lograron disminuir drásticamente la cantidad de pobres y aumentar el nivel de empleo y trabajo en blanco.
La buena noticia y motivo de optimismo es la calidad de empresarios y emprendedores que existe en nuestra región y el país. Es crucial y urgente liberarlos de trabas burocráticas y aliviarles la mochila fiscal. “La visión: más negocios, menos pobreza”, es una idea “Simple”.

(*) Periodista. Director de IMPACTO ECONÓMICO.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Simple, un aporte para alcanzar el desarrollo económico