Sitramune prevé conflictos, si hay despidos

Los municipales neuquinos tratan de evitar que 135 trabajadores sean cesanteados.




NEUQUEN (AN).- El sindicato de empleados municipales amenazó a la comuna de arriesgarse a un "conflicto en puerta" si despide a los 135 empleados cuyos nombramientos en planta permanente quedaron sin efecto por un fallo del Tribunal Superior de Justicia. Para los trabajadores, el dictamen implica "volver a la situación anterior" de contratados.

Se trata de los 135 agentes que fueron incluidos en la planta permanente de la comuna por un decreto que firmó el ex intendente Luis Jalil antes de dejar el cargo. El listado incluyó personal contratado con más de tres -e incluso ocho años- de antigüedad, pero también a personas que tenían apenas meses de ingreso en el municipio.

La secretaria general del sindicato, Graciela Sánchez, aseguró ayer que solicitará al Ejecutivo que explique "en qué situación de contratados están ahora" los empleados que pasaron a planta permanente por el decreto 853 de Jalil, que fue anulado por el máximo tribunal de justicia de la provincia.

"Ellos siguen trabajando como hasta ahora, el Ejecutivo tiene que ver cómo va a regularizar su situación", aseguró Sánchez.

La titular del gremio convocó a una asamblea hoy a las 20 en el sindicato para desmenuzar el fallo del TSJ, en tanto anunció que se encuentran a la espera de una audiencia con el intendente Horacio Quiroga el lunes próximo.

"Esperamos que esta situación se resuelva la próxima semana porque de lo contrario tomaremos medidas drásticas", advirtió Sánchez al tiempo que aclaró que "no aceptaremos ningún despido, si el Ejecutivo lo hace se arriesga a un conflicto en puerta".

El dramatismo de Sánchez fue minimizado por el secretario de Gobierno de la ciudad -a cargo de la intendencia-, Alberto Maglieta, quien opinó que "esto no es un tema gremial, y además Sitramune no tiene personería como para representar colectivamente a los trabajadores".

Maglieta dijo que la comuna aún no había sido notificada legalmente y que los asesores municipales analizarán "qué caminos habrá que transitar" para resolver la situación de los empleados.

"Tendremos que evaluar bien el fallo, ver las antigüedades de cada uno y luego resolver de acuerdo a todas las implicancias jurídicas que se presenten", dijo.

Sánchez y algunos agentes que fueron incorporados por el decreto de Jalil se reunieron ayer con los representantes de cada uno de los bloques en el Concejo Deliberante para exigirles una postura al respecto.

El titular del cuerpo, Humberto Zambón, acotó que la situación "escapa a las atribuciones del Concejo", aunque deslizó que cuando la anterior presidenta del Deliberante, Zulma Reina, incorporó a la planta permanente a unos 11 empleados a pocos días de finalizar su gestión "mi decisión fue la de anular la incorporación y designarlos en forma interina hasta".

Desde el bloque del MPN, María Marsch, dijo que el bloque le recomendará al jefe comunal "que se analice la situación de cada uno de los empleados" y que se los ponga bajo un régimen de "interinos" hasta que se realicen los concursos.

"En esta situación de crisis no es conveniente dejar a gente en la calle; pero en este decreto hay una situación muy injusta porque se incluyó a gente con ocho o diez años de servicio junto con personas que ingresaron por la ventana uno o dos meses antes de que Jalil dejara la municipalidad", dijo.


Comentarios


Sitramune prevé conflictos, si hay despidos