Sobisch dijo que quieren “oscurecer la fiesta”

Les pidió que no se “preocupen” por lo que se dice.



#

Laura Frank

NEUQUÉN (AN).- “No se preocupen por aquellos que quieren oscurecer lo que será una fiesta de la democracia”, lanzó anoche Jorge Sobisch en el acto de cierre de la lista Blanca, que se hizo en los viejos galpones de la empresa de colectivos Indalo ante más de dos mil personas. También vaticinó una victoria en las elecciones pero dijo que el triunfo “es una circunstancia”. La primera fue una respuesta a la advertencia que Jorge Sapag hizo a los fiscales del partido para que cuiden las urnas hasta último momento, cerrando así cualquier posibilidad de fraude. Más directo fue el candidato a vicegobernador Jorge Lara quien repasándose los mostachos sostuvo que sus opositores tendrán que cuidar las urnas porque “les va a temblar el piso cuando las abran”. Todo eso mientras estallaba y se repetía el “tazo, tazo, tazo, se viene el bigotazo”, verdadero hit de la interna del Movimiento Popular Neuquino, que se dirime mañana entre blancos y azules, sobischistas y sapagistas. Anoche, en el galpón y rodeado de globos blancos y bigotes negros, Sobisch y Lara, fueron los únicos oradores de un acto que se extendió fuera hacia la calle Antártida Argentina y al costado donde se colocaron gradas y sillas. A las 21:15, subió el ex ministro y veinte minutos después lo hizo Sobisch. Hubo que ‘afeitar’ el escenario antes que hable el ex gobernador. Leáse retirar un enorme bigote de lona inflado para que la gente pudiera, al fin, verle las caras a los candidatos. “Acá hay cámaras amigas, acá no hay cámaras ocultas”, afirmó Lara, en lo que fue un dardo por el escándalo sexual que envuelve al subsecretario de Gobierno y ex funcionario sobischista Facundo Gaitán. También, con ironía, dijo: “hemos estado gobernando durante dos meses porque hemos conseguido el milagro de hacer trabajar a nuestros oponentes: iban detrás nuestro (por el interior de la provincia) cumpliendo las promesas incumplidas”. Con un pañuelo blanco empapado en las manos, Sobisch comenzó con lo suyo a las 21:35. Agradeció y de entrada pidió a los chicos que le daban al bombo que hagan silencio y que se sienten aquellos que tenían sillas. “Voy a estar con todos, voy caminar entre ustedes”, dijo y bajó del escenario para andar cual religioso sanador. Caminó hasta su familia, besó a uno de sus nietos y dijo “Liliana está presente”, por su esposa fallecida. Así, hasta describió la emoción de la gente que lo rodeaba (“a ustedes que se le llenan los ojos de lágrimas al escuchar mis palabras”. Luego, prometió un gran festejo para mañana. Y dijo que ese mismo día llamará a la unidad del partido para salir a ganar las elecciones generales. “Cuando lleguen a sus casas piensen que ustedes son los gobernadores”, instó a sus seguidores.

El líder de la lista Blanca respondió a las advertencias que el jueves hizo el gobernador Jorge Sapag.


Comentarios


Sobisch dijo que quieren “oscurecer la fiesta”