Sobisch: “Hay que hacer un referéndum por el petróleo”





INTERNA DEL MPN

Perfil

Edad: 71 años.

Hijos: Gastón, Martín, Federico y Mariana. Seis nietos.

Profesión: empresario gráfico.

Trayectoria: presidente del club Independiente. Intendente de Neuquén en 1983-87. Gobernador en los períodos 91-95; 99-03 y 03-07. Se presentó como candidato a presidente en las elecciones de 2007.

Simpatizante: Boca Juniors

NEUQUÉN (AN).- El precandidato de la lista Azul y Blanca Jorge Sobisch sostiene que la provincia no debe someterse al gobierno nacional e YPF en el manejo de los hidrocarburos, que hay que modificar la ley sancionada en el Congreso y fijar reglas claras para la explotación de Vaca Muerta. Dice que el domingo se elegirá un gerente para administrar los intereses de las multinacionales y de quienes actualmente están en Casa de Gobierno y pone en ese rol a su adversario de la lista Azul, o un gobernador que defienda los intereses provinciales, papel que asegura él garantiza.

-Ley de hidrocarburos, Vaca Muerta ¿Qué haría?

-Van juntas. La ley es un despojo del gobierno nacional que se lo transfiere a YPF y las multinacionales, porque la provincia no puede participar cuando la Constitución dice que los recursos del subsuelo son de la provincia. Ni siquiera puede adjudicar áreas, de manera que somos dueños de un recurso que no podemos manejar. Nos sacaron lo que es nuestro. Vaca Muerta no tendrá incidencia para Neuquén si no luchamos para que vuelva a pertenecernos. Sinó será un gran yacimiento que producirá un gran desequilibrio, donde estará el sector petrolero que ganará muy bien, subirán los alquileres, la comida, los precios y quedará una franja que hay que equipararla. ¿Cómo? Que se produzca un derrame de Vaca Muerta al resto de sectores no petroleros.

-¿Qué propone?

-Llamar a un referéndum vinculante para saber qué opina la población. Claro que no tiene la fuerza de una ley, pero no es lo mismo sentarse con el gobierno nacional o Galuccio y decirles, con el resultado del referéndum en la mano que los neuquinos no quieren lo que ellos pretenden hacer. Y hablar con los presidenciables, preguntarles qué van a hacer y en función de eso será nuestra actitud. Acá es una mesa con cuatro patas: gobierno nacional, provincial, empresas y gremio. Dos están de un lado y dos del otro.

-¿Se puede?

-Por eso digo, el domingo se elige un gerente que defienda el contrato con YPF y la ley de hidrocarburos en desmedro de la población, que continúe con esta política de entrega de los recursos o un gobernador que defienda los intereses de la provincia, tenga jerarquía de tal y ponga a los neuquinos en la mesa del reparto de Vaca Muerta.

-¿Qué otra áreas son prioritarias?

-Salud, educación y seguridad. Salud, que está ligada al ISSN porque es la obra social más importante en la provincia y en el interior es un gran actor ante los hospitales públicos y si eISSN no les paga les quita recursos. Encima, la política del gobierno ha sido desvastadora… Estamos viendo las protestas en la calle estos días.

-¿Educación?

-Se viene un gran debate porque el sistema debe lanzar a la calle jóvenes con una preparación distinta a la que reciben ahora, que tenga más que ver con la realidad que se viene. Hay prepararlos en una diversidad de actividades: hotelería, gastronomía, turismo siempre y cuando la plata del petróleo a derramemos en el resto de las actividades, el desarrollo y la producción.

-¿Seguridad?

-No hablo sólo desde lo policial, sino cultura, deportes, acción social, trabajo y vivienda. Son todos componentes que se unen a los otros mencionados.

-Promete los mejores sueldos y bajar impuestos. ¿No es demagógico?

-En el 91 prometí devolver el 40% de zona; sanear el Lácar; la ruta 40; nueve hospitales; obras de infraestructura en toda la provincia y las hice. Prometí y lo hice. Respecto de los ingresos brutos hay que sacarle presión tributaria a los pequeños empresarios y cargar a los que se llevan las mayores ganancias.

-¿Qué le dice a la gente para que lo vote?

-Se enfrentan dos modelos. El de la paz social que estamos viendo ha fracasado, porque cuando los hospitales no funcionan, cuando hay un asesinato por día en el oeste ¿de qué paz social están hablando? Cuando el sistema educativo está en crisis, cuando no hay programas deportivos que lleguen a todos los sectores, cuando no hay un proyecto cultural, cuando no hay trabajo, la paz social ha fracasado. La paz social no existe, es un márketing muy bien dibujado por el gobierno. Hablan de renovación… Felipe asumió con 74 años. La renovación es relativa. Lo que hay que renovar son las ideas, las propuestas que tengan que ver con realidad actual. Lo otro también es márketing.

-¿Hay diferencia entre una general y una interna?

-Sí, el MPN marca la agenda política de provincia, ya es sabido. Influye en el resto de los partidos, al punto que los dirigentes de otros partidos hablan más de nuestra interna que de sus fuerzas. Repercutirá fuertemente en la general.

-¿Cómo la encara el mensaje de campaña, teniendo en cuenta que votarán afiliados e independientes?

-El idioma no cambia mucho. El MPN tiene 105.000 afiliados, de los cuales 60.000 en la interna última no votaron, de manera que para esos el discurso es el mismo que para el independiente, que es el de producir un cambio en la provincia. Las dos cosas se juntan.

-¿Maneja encuestas?

-Tenemos números, pero le doy un valor relativo, tanto cuando me va bien y me va mal. Pero ahora me va bien. La encuesta es una foto del día y lo que hay que hacer es trabajar fuertemente en los días que restan para la elección para consolidar lo que uno tiene. Porque si el mensaje no llega claro al votante esa foto se puede diluir o poner más clara.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sobisch: “Hay que hacer un referéndum por el petróleo”