Clausuraron la empresa en la que murió un trabajador de Catriel: confirman condiciones inseguras

El municipio de la ciudad llevó a cabo el procedimiento durante esta mañana. Confirmaron que el establecimiento presentaba "condiciones precarias de seguridad y de alto riesgo".

Este miércoles, el municipio de Catriel confirmó la clausura de la empresa Rasys Servicios donde un trabajador murió y otro resulto herido de gravedad tras la explosión de un tanque de combustible. El incidente causó conmoción en la localidad y sacó a la luz algunos detalles acerca de la situación de la firma.

Confirmaron que el procedimiento fue realizado esta mañana con la presencia del delegado del Ministerio de Trabajo, la Intendenta Daniela Salzotto, Juzgado de Faltas, referente del Área de Comercio del Municipio, la Fiscal, la secretaria de Medio Ambiente del Municipio y personal policial.

Según detalló Salzotto a Diario RÍO NEGRO, la clausura se desarrolló «por falta de habilitación, no consta en el municipio y hasta el momento no hay en archivo constancia de habilitación», aseguró.

Y dio detalles acerca del procedimiento que se realizó este miércoles, «se pudo constatar los piletones con líquidos empetrolados, alrededor de siete, y se encontraron en el lugar diferentes focos de basura«. Confirmó que «ante esta situación, se procedió a la clausura«.

A su vez, aseguró que «se constataron las condiciones precarias de seguridad y de alto riesgo en las que estaban expuestos todos y cada uno de los trabajadores, lo que resultó en el desenlace terrible de los perjudicados en el siniestro«.

Por otra parte, el Delegado del Ministerio de Trabajo, Fernando Campigoglio, declaró: «Llegamos a la instancia de pedir la suspensión de toda actividad laboral de manera preventiva hasta que se regularice la situación tanto en la empresa en la que sucedió el accidente como en las empresas que están alrededor».

Mientras que, desde la secretaría de Medio Ambiente, explicaron que ya habían mantenido un encuentro con la empresa antes de la tragedia debido a su situación. «Tras recibir una denuncia de un vecino a la intendenta, Daniela Salzotto, actuamos hace unos diez días hábiles aproximadamente, y tuvimos una reunión con el personal a cargo de este sector con el cual fijamos algunas pautas», describió la secretaria, Paloma Magrath. Y agregó que «realizamos la actuación que podíamos hacer en ese momento, constatando o no a través de la palabra de la persona encargada de la generación o no de residuos oleo contaminantes».

Confirmaron que «se había comenzado a realizar notificaciones desde la municipalidad actual para empezar a trabajar para que esta empresa se traslade a otros lugares. Se procedió la clausura en el marco de las actividades que desarrollan, que no sería el lugar apropiado para el desarrollo de esas actividades en este predio«.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios