Comedores escolares de Roca en riesgo por la falta de alimentos frescos

Dejaron de recibir productos hace una semana. Desde ATE piden otro sistema, para no depender de un solo proveedor.

La inestabilidad económica, profundizada después de la devaluación postelectoral, puso en jaque también a los comedores escolares de Roca. Desde la semana pasada los establecimientos no están recibiendo alimentos frescos y si bien los trabajadores hicieron malabares en las cocinas para «estirar» las raciones, desde mañana empezaría a notarse la escasez total de esos productos. 

La situación se hizo visible a partir de un planteo de la Seccional Alto Valle Este del gremio ATE, que envió una nota a la Coordinación Regional de Educación, advirtiendo que se estaba incumpliendo con el plan nutricional diseñado por el mismo ministerio para los alumnos.

“Hay chicos que están comiendo arroz hace tres días”, describió hoy el titular del sindicato en la zona, Federico Gabarra.

El dirigente se quejó porque los cocineros y sus ayudantes están recibiendo una doble presión por estas horas, ya que las familias piden que no se corte la asistencia alimentaria para sus hijos y al mismo tiempo existe una normativa que impide a esos trabajadores modificar cada menú definido por los profesionales de la nutrición que trabajan para el Estado.

De todas maneras, Gabarra aseguró que las estrategias desplegadas desde la semana pasada no tienen mayores posibilidades de extensión y por eso desde mañana habrá escuelas que no podrán mantener abiertos sus comedores, por la falta de alimentos básicos.

Los productos principales que dejaron de llegar a los establecimientos de Roca y alrededores son carne, pollo, huevos y lácteos.

Desde el sindicato dijeron que no tuvieron respuestas oficiales luego de presentar el reclamo a la cartera educativa, aunque extraoficialmente se habla de dos razones concretas para explicar el faltante: atrasos en los pagos e incertidumbre sobre los valores que se reconocerán por esos insumos en adelante, ya que los costos aumentaron significativamente para los proveedores.

Ante eso, Gabarra opinó que “el Estado tiene que garantizar los insumos necesarios” porque “todos sabemos cuál es la situación de los precios, y que eso modifica los presupuestos semana a semana”.

“No puede ser excusa que un aumento haga que nos quedemos sin alimentos en las escuelas”, concluyó.

De acuerdo con la información aportada por trabajadores de diferentes instituciones, el problema es general y se extiende a las otras localidades que forman parte de la jurisdicción, como Cervantes y parte de la Región Sur.

Consultados sobre el sistema aplicado, desde ATE mencionaron que existe un solo proveedor por rubro y por eso consideraron que debería empezar a revisarse la metodología de gestión con respecto a los insumos, para tener proveedores de contingencia. “No puede ser que dependa de un solo proveedor la alimentación de los chicos en una ciudad tan grande como Roca”, puntualizó el titular de ATE en el Alto Valle Este.

RÍO NEGRO intentó obtener una respuesta de parte de Educación al respecto, pero la coordinadora regional de la cartera, Fernanda Curuchet, no respondió las consultas enviadas.

Hay que recordar que semanas atrás sucedió algo similar en las escuelas de Roca, pero con el pan. Y desde ATE indicaron que también hay dificultades con los productos de limpieza.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios