Del frío de Malvinas a la región sur de Río Negro: 26 años de servicio e inmensa solidaridad

Los veteranos de guerra de Roca cumplen 26 otoños ininterrumpidos de campañas de donaciones por todo el mapa de la provincia. Ya visitaron 60 parajes y sus pobladores recibieron el afecto y el abrigo de toda la comunidad. Recuerdos y el impacto de la crisis.

Jorge Giménez tenía 34 años y una pesada mochila luego de Malvinas. Pertenecía a la infantería marina y participó en la recuperación de las islas el 2 de abril de 1982 a bordo del rompehielos “Almirante Irizar”. A pesar de las penas, su juventud y espíritu inquieto, potenciados por la fuerza de sus compañeros ex combatientes, lo motivó a involucrarse en cuanta causa social encontrara y elegir una vida al servicio de quienes lo necesitaran. 

En 1997 trabajaba como chofer en la empresa El Valle. Fue uno de los que logró reinsertarse en la sociedad, en un contexto dificil para los veteranos de guerra. “Los primeros compañeros que se quitaron la vida fue por discriminación, desamparo y olvido. Gracias a la lucha que llevamos adelante, pudimos reinsertarnos a la sociedad, porque el veterano de guerra lo que quiere es dignidad. Fue como una resiliencia juntarnos y empezar a trabajar para organizarnos. Con los años fuimos reconocidos. Nos costó mucho salir adelante”, valoró. 

A fines de los 90, las inundaciones en el litoral, Chaco y Corrientes, significaron un llamamiento general para todos los malvineros que se auto convocaron. Jorge, desde Roca, pidió vacaciones en el trabajo y logró la autorización para viajar a la primera gran campaña solidaria. El 30 de abril llegaron. “A nosotros de Río Negro nos destinaron a Chaco y Corrientes”, recordó. Fueron más de 37 camiones de ayuda desde todos los puntos del país. 

El recuerdo de las primeras campañas. Foto: Juan Thomes.

De regreso a la provincia, empezaron a ver que las necesidades estaban cerca de casa. En el invierno 1998 hubo una nevada grande a 100 kilómetros de Jacobacci. Decidieron hacer una colecta en la plaza y con ayuda del municipio y los vecinos, consiguieron un camión del Ejército doble tracción para poder llegar y transitar con nieve. “Así pudimos llegar a la Escuelita 197 de Anacón Grande, con alimentos, ropa, calzado y así empezó la solidaridad”, recordó Jorge.  

La región sur de Río Negro estaba abandonada a su suerte, sin luz, gas ni servicios en aquella epoca, era territorio en emergencia. Fue así que en junio del año 1998 empezaron a organizar colectas y brigadas para viajar a hacer las entregas a los pobladores. 

Las donaciones llegan desde distintos barrios de Roca. Foto: Juan Thomes.

“La primera campaña la hicimos exclusivamente a Anecón Grande y después como llevamos un camión completo, hicimos varios parajes: Atraico, El Chaiful, fuimos a Mamuel Choique”.

Jorge Giménez, veterano de guerra de Roca y pionero en las campañas solidarias.

Jorge no faltó a ningún viaje. Tiene asistencia perfecta desde el año 1997 y por eso, quedó a la cabeza de la organización y logística de la iniciativa que se institucionalizó en Roca. “A través del tiempo hemos tenido un promedio de 40 veteranos de guerra que han participado, viajado y han puesto su vehículo”, contó Jorge. Este año, partirán desde Roca el lunes 3 de junio una delegación de cuatro excombatientes. 

Todo el mapa: llegar a 60 parajes de Río Negro


Desde ese entonces, nunca dejaron su compromiso con los vecinos de los más de 60 parajes de Río Negro. Hoy, en 2024, pueden decir que muy pronto completarán todos los puntos del mapa. Visitaron hasta el último rincón de la provincia con donaciones desde Roca, en conjunto con los veteranos de Allen y Cipolletti. 

El frío de la región sur de Río Negro. Foto: Juan Thomes.

Imposible para ellos estimar a cuántas familias han ayudado en estas casi tres décadas. Hay comisiones de fomento con 20 casas como Mencué. Otras un poco más grandes como el municipio de Comallo, con 400 familias que fueron a retirar en la última campaña.  

“Siempre hay dinero para hacer campañas solidarias y por si hay alguna emergencia a nivel provincial o nacional, también estamos dispuestos a salir siempre”.

Jorge Giménez, veterano de guerra de Roca y pionero en las campañas solidarias.

La recepción de los pobladores: abrigo y visita


“Quiero rescatar la calidad humana excepcional que hay en la línea sur. Cómo te reciben, te brindan todo. Cuando nos ven, nos dicen que no importa lo que llevemos, lo importante es que vayamos, los veteranos de guerra, para que los chicos nos vean y nos conozcan”, contó con gratificación. 

Cuando empezaron a viajar, solo veían miseria. Hoy por hoy, pasaron los años y las necesidades siguen al orden del día, pero la gente vive un poco mejor, avanzaron los servicios de infraestructura. 

La cálida recepción de los habitantes de los parajes. Foto: Juan Thomes.

“Hay necesidad de ropa, del abrigo, porque para ellos venir a la ciudad es muy caro y en el sur, la ropa y el calzado es muy caro. Por eso, lo que más nos piden son calzados para los chicos, les cuesta vestir a la familia”, contó Jorge. Otra cosa que agradecen de sobremanera son los medicamentos. 

En los años de pandemia, desde 2020, trabajaron con donaciones de medicamentos de los laboratorios de Buenos Aires que son nuestras médicas que ellos mismos se encargaban de llevar a hospitales del Alto Valle y la Línea sur. 

El impacto de la crisis en las donaciones


“La crisis se nota”, respondió Jorge consultado por Diario RIO NEGRO. La baja en el poder adquisitivo de la población repercutió en el caudal de donaciones. Antes tenían la globa frente a Canal 10 y partían en camiones, pero ahora reciben las donaciones en la sede de veteranos y van en vehículos, porque es menor la afluencia. La ventaja es que la concurrencia es todo el año. 

La crisis impacta en las colectas. Foto: Juan Thomes.

“Está viniendo muy poca gente a colaborar. No han llegado colchones, no tenemos frazadas. Hay ropa de abrigo y calzado”, comentó. A pesar del contexto, las manos solidarias siempre llegaron desde todos lados a lo largo de los años.

La vecina de barrio, el bombero, el político, el empresario, jueces, abogados, funcionarios, intendentes pusieron plata de sus bolsillos para pagar fletes y aportar. Muchas personas, incluso personalidades de poder adquisitivo alto colaboraron año a año quedando en el anonimato.  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora