El Museo Nacional de Bellas Artes recupera su vitalidad en Neuquén, pero lejos aún de sus mejores años

Abrió sus puertas en 2004. En los últimos cuatro años, dos estuvo cerrado por un incendio en la confitería. Reabrió en 2021, pero aún no logra recuperar la cantidad de visitantes que tenía.

En 2004, la sede neuquina del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) abrió sus puertas. Desde lo edilicio tiene características únicas que lo hacen una referencia en el país. El sitio tiene un patrimonio de prestigio internacional. En los últimos cuatro años, estuvo casi dos años cerrado tras un incendio, y si bien desde septiembre de 2021 reabrió con propuestas todos los meses, sus muestras temporales no tienen todavía la cantidad de visita como la de los primeros años, donde llegaron exposiciones internacionales con obras de artistas como Pablo Picasso, Rembrandt, o nacionales de la talla de Marta Minujín.

En estos últimos meses, hay un aumento de la actividad y la confitería volvió a estar en funcionamiento.
Maria Pasqualini, secretaria de Capacitación y Empleo del municipio, señaló que la compleja situación económica y el valor del dólar hoy “es una condicionante” para que lleguen obras de afuera. Comentó que hay que tener en cuenta el costo del transporte de las obras y los seguros, ambos de valores considerables.

En estos últimos cuatro años, la actividad del museo estuvo atravesada por la pandemia del coronavirus y el cierre tras el incendio. Las tareas de reparación en el edificio costaron 65 millones de pesos.
Pasqualini sumó que luego hubo trabajos de pintura en el exterior del edificio. Mencionó que las próximas refacciones serán en el canal que rodea al museo.

Un espacio que estuvo cerrado y que reabrió la semana pasada, fue la confitería. (Ver recuadro)
Neuquén es una de las sedes del Museo Nacional de Bellas Artes. Pasqualini adelantó que desde la próxima semana se comenzarán las gestiones para renovar el convenio, que ya caducó. El acuerdo se firmará con Andrés Duprat, el director del museo de Buenos Aires. “Lo que vamos a tener a lo largo de todo el año son trayectos formativos y de capacitación con personal que vendrá del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires”, informó la funcionaria y añadió que en el contexto del nuevo acuerdo “una parte de patrimonio se rotará, por lo que habrá obras nuevas”.

El museo tiene una muestra fija y otra rotativa. El viernes pasado inauguró una muestra del artista argentino Aníbal Cedrón. Uno de los puntos destacables es el trabajo con las escuelas. “Cuando vienen muestras de estas características, lo que nosotros hacemos es invitar a las escuelas, para que las puedan recorrer. Durante el año pasado, no solo visitaron las muestras, también participaron de jornadas en el auditorio, que permite una actividad extra dentro del museo”, dijo Pasqualini.

Entre las actividades del museo hay ciclos de cine, actualmente todos los sábados con películas de Francia. También “Estación Literaria”, un ciclo de conversaciones con lecturas. Además, hay teatro, presentaciones de libros, la propuesta “Contame un cuadro”, baile con “La milonga del museo”, desfiles (recientemente, Enhebra, de moda y diseño) y conversatorios.

Uno de los hitos más importantes del MNBA fue en 2003 (en ese entonces en su sede transitoria), cuando se presentó “Rembrandt en Argentina”, una muestra de grabados que llegó desde la ciudad de Amsterdam. Ese mismo año también estuvo la muestra del artista plástico chileno Roberto Matta, exponente del surrealismo. 

Dos años después, en 2005, arribó al edificio emplazado en el Parque Central, otra muestra de prestigio internacional.  Los grabados de la colección “Suite Vollard” del artista español  Pablo Picasso. Esta muestra marcó un récord de visitantes. Según se informó, entre el 28 de enero y el 3 de abril,  unas 160 mil personas recorrieron la muestra .Una cantidad importante, si se compara, por ejemplo, con todo 2022, en donde el año pasado pasaron 106 mil visitantes. 

A fines de 2012  y principios de 2013, estuvo la muestra “París-Nueva York-Neuquén”  de la artista plástica Marta Minujín. 

En lo reciente, la muestra más destacada que llegó a Neuquén, fue “Antología en Neuquén”, de los artistas Juan Stoppani y Jean Yves Legavre. Recorrió varios museos del interior del país y se exhibió en la ciudad desde el 2 de septiembre de 2022. Stoppani es un referente del arte pop. 

Museo de Neuquén: el incendio, la freidora y una cafetería ahora sin gas


“El 10 de enero de 2020 se produjo un incendio en el hall central del edificio, luego de que estallara una freidora del buffet. Por el hecho, las obras de arte fueron llevadas al depósito. Casi dos años después y tras las refacciones, el MNBA volvió a abrir sus puertas.

Lo sucedido puso en debate las medidas de seguridad para proteger el patrimonio. Uno de los cambios fue que en la cafetería ahora es todo eléctrico. “No tiene nada a gas. La confitería tiene un horno vector. Es todo eléctrico. Esa es una de las condiciones que se puso en el pliego de la confitería”, indicó Pasqualini.

El museo cuenta con 16 cámaras y hay guardias de seguridad que custodian de manera permanente durante todo el día, incluida la noche.

«Está un poco quedado», la crítica de Smoljan por el museo de Neuquén


Oscar Smoljan, exdirector del MNBA y además el mentor del espacio, tuvo una mirada crítica sobre la actividad actual. “El museo era parte del fenómeno cultural del país. Noto que no tiene la presencia que tenía antes”, sostuvo ante la consulta de este medio.

Señaló que en los años previos se logró un prestigio nacional e internacional “porque se hizo un programa basado en los grandes maestros y se traía una vez por mes, una muestra distinta durante los 16 años que yo estuve ahí”.

Para Smoljan, este proceso ya no tiene el mismo ritmo que tenía antes. “Lo veo un poco quieto al museo porque no renueva mucho la propuesta esencial que son las muestras extraordinarias que permitieron que Neuquén se acerque al mundo”.

Dijo que renovar las propuestas era revitalizar la participación de la sociedad, “y se transformó en un lugar de encuentro, y se generó un proceso virtuoso en que los chicos de las zonas más desprotegidas de Neuquén, trabajando en complemento con Educación, venían a ver las muestras al museo y a las actividades”.

Smoljan expresó que todo ese proceso que generó un prestigio y un acompañamiento “en la última gestión de Gaido, se desvaneció. Dos años estuvo cerrado. Eso ya es un problema”.
Y agregó: “Al museo hay que dotarlo de contenido. En este momento complejo de la sociedad, tiene que ser un lugar donde nos podamos encontrar, la cultura une y permita reflexionar”, enfatizó el exdirector.
Recordó que el patrimonio del museo tiene la colección más importante del interior del país.

El diseño del edificio del MNBA le pertenece al arquitecto Mario Roberto Álvarez, quien recibió el primer premio de la Bienal Nacional de Arquitectura por el proyecto

Datos

13751 personas
visitaron las instalaciones del MNBA en julio de 2022, el mes más concurrido. Le siguen enero (12.801) y septiembre (10422). Incluye todas las actividades.

Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén, una colección de arte única en el interior del país


“Un notable fondo artístico compuesto por cientos de pinturas de las escuelas española, flamenca, francesa, inglesa, e italiana, de los siglos XV al XVIII. Al mismo tiempo, el visitante podrá disfrutar una de las más representativas colecciones nacionales de arte en las obras de Cándido López, Fernando Fader, Antonio Berni, Quinquela Martín, Lino Spilimbergo, Julio Le Parc, Raquel Forner, Liliana Porter, León Ferrari, Juan Melé y Marta Minujin, entre otros”, cuenta sobre las colecciones una carta presentación firmada por Ivana Quiroga, directora del MNBA, en la página web de la institución.

El viernes pasado inauguró la muestra “Donde arde la marea”, del artista argentino Aníbal Cedrón. Se trata de una exposición con 44 obras de gran formato. Los interesados podrán visitarla hasta finales de julio.
También, el proyecto fotográfico “30 mil disparos”, de los neuquinos Julieta Sacchi y Mauro Rosas.
Su objetivo es visibilizar el número de personas desaparecidas durante la última dictadura cívico-militar en Argentina.

El museo es una joyita y hay que ponerla en valor. Una de las maneras es que sea de puertas abiertas y que permita la democratización de la cultura. Hacia eso se va”.

dijo María Pasqualini, secretaría de Capacitación y Empleo del municipio

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora