En Cipolletti los familiares de víctimas del terrorismo de Estado mantienen viva la memoria

La Red por los Derechos Humanos de Cipolletti presentó el nuevo monumento en memoria de las víctimas de la última dictadura militar.  





Ayer se realizó la presentación del nuevo memorial de las víctimas del terrorismo de Estado de Cipolletti. A 46 años del golpe cívico-militar, la Red por los Derechos Humanos de Cipolletti continúa organizando actividades para recordar, homenajear y reflexionar colectivamente. 

Durante la jornada los familiares de las víctimas se presentaron y contaron su experiencia como familia y el vínculo que unía a las víctimas de la ciudad. Expresaron detrás de cada desaparecido hay hijos y familias que reclaman la historia. 

El acto comenzó cerca de las 18, un gran número de personas se acercó al predio donde se ubica el memorial en calle Irigoyen y España. 

El acto tuvo como objetivo “seguir fortaleciendo, recuperando, rescatando la memoria, la verdad y la justicia”. La Red de Derechos Humanos de Cipolletti dio inicio al acto con una serie de palabras. Luego, los familiares de las víctimas, intervinieron para dar su propio testimonio. También estuvieron presentes miembros de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Neuquén, referentes y organizaciones barriales y miembros de Unter. 

Desde la Red aseguraron que “la desaparición, allanamiento, secuestro, cárcel, tortura, persecuciones y exilio de vecinos y vecinas de Cipolletti fueron en ocasiones escasamente considerados o directamente silenciados”.  

“Nuestra ciudad se caracteriza por la indiferencia, el silencio, la colaboración, el ocultamiento de este periodo histórico y la naturalización del terrorismo de Estado. Aún hoy se sigue estimulando el negacionismo pretendiendo con actos disfrazados de reconocimiento a exfuncionarias de ese periodo. La desmemoria, la amnesia nos coloca como cómplices o nos interpela como sociedad. Como ciudadanos tenemos la obligación de proteger el sistema democrático siendo indispensable desenmascarar y repudiar prácticas violatorias de la vida humana”, expresaron. 

Luego dieron testimonio las familias, manifestaron que ser familiares de un desaparecido fue un proceso que llevó tiempo de aceptar.  

Una de las familiares expresó “quiero hacer referencia a una parte que probablemente ustedes saben y es por qué aparece el nombre de mi hermana hoy y no hace 20 años. Podríamos decir que todos los que están escritos ahí han sido artífices de su propio destino, pero la gran multitud de familiares nos vimos involucrados en una situación dolorosa que nos marcó para toda la vida”. 

A algunos les costó más que a otros llegar, sabían que sería una jornada para la memoria, para recordar a los que ya no están. Y si, las familias han sido necesarias para buscar a los desaparecidos de la última dictadura militar, en algunos casos han donado una muestra de sangre con el fin de avanzar en la identificación de los restos exhumados de víctimas que yacen en las fosas comunes.

Por otro lado, hay familias que no saben a dónde se encuentran sus seres queridos, no saben la suerte que corrieron y viven con el miedo de nunca saber la verdad.  

Por esto existen las organizaciones como la Red por los Derechos Humanos, para traer a la memoria colectiva los nombres de las víctimas y nunca olvidar lo que pasó. 

Y es que en Cipolletti no es una la víctima, sino 17 personas. Esto demuestra que el terrorismo de Estado llegó a muchos rincones de la Nación y Cipolletti no estuvo exento. En el año 2018 el gobierno de Río Negro junto a la secretaria de Derechos Humanos, reconoció y señalo a la comisaría Cuarta como el Sitio de la Memoria, ya que allí funcionó un centro de tortura y detención ilegal, y que fue parte del circuito represivo que fue montado en la región.  


El memorial  


 El Memorial de los Desaparecidos se encuentra ubicado estratégicamente en aquella esquina de la calle Yrigoyen y España.

Desde allí se llevaron a un joven que salía de trabajar, estaba esperando el colectivo y lo desaparecieron. Luego su pareja fue a hacer la denuncia a la Comisaría Cuarta y nunca más volvió.  

Se trata de José Appel de la Cruz y Carmen Delard Cabezas, vivían en el barrio Don Bosco de Cipolletti. Tenían una hija que fue entregada a sus abuelos quienes se la llevaron a Francia. La pequeña, ya mayor, regresó a la zona cuando comenzaron los juicios para dar testimonio. Estos hechos no están registrados en ninguna parte de la ciudad, por lo tanto, la red trabaja para continuar mostrando todo lo que ocurrió.

El memorial fue colocado hace 20 años como testimonio del terrorismo de Estado en la ciudad. En un principio tenia plasmado 13 nombres de victimas. Ayer se incorporaron cuatro nombres; Héctor Rubén Cerda, Graciela Alicia Hernández, Adriano Daniel Ramírez y Salgado, Alfredo Daniel.  

El objetivo es documentar y visibilizar la historia política y social de la violencia estatal. “Es un hito que enarbola el rescate y testimonio histórico no incorporado en la historia oficial de la ciudad, que señala a víctimas nativas o que vivieron en la ciudad”, señalaron desde la Red. 
 


La Red por los Derechos Humanos de Cipolletti


La Red por los Derechos Humanos logró constituirse como organización en septiembre del año 2020. Desde entonces vienen acompañando a personas que necesitan del apoyo de la red, trabajan sobre temas territoriales y la recuperación de la memoria colectiva.   

Su principal objetivo es rescatar la identidad y la memoria para reflejar lo que ocurrió durante la dictadura. La red promueve que se siga investigando y sumando testimonios que queden plasmados en un documento para poder socializar la historia.  


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En Cipolletti los familiares de víctimas del terrorismo de Estado mantienen viva la memoria