Es de Roca la primera «incubadora» del país para proyectos de cáñamo y cannabis medicinal

La idea es crear un "clúster" de emprendimientos ligados al cannabis medicinal. Esa misión nació en una ONG de Roca, hoy ya es un proyecto constituido para todo el país. ¿De qué se trata?

Desde 2019, se viene gestando en el Alto Valle la idea de un polo productivo de cáñamo y cannabis. La Fundación GEN; especializada en el tema y originaria de Roca, está dando impulso y creó así la primera incubadora en el país para proyectos de cannabis medicinal a partir del acompañamiento de Nación. 

Una incubadora se encarga de brindar un servicio de mentoreo, acompañamiento y asistencia técnica a los emprendedores y emprendimientos que tengan potencial de crecimiento y desarrollo competitivo que amplíe el entramado productivo local. 

La idea es acompañar el proceso de crecimiento y potenciar el desarrollo competitivo de los emprendimientos locales, logrando generar un clúster de empresas que se puedan potenciar entre sí, con la finalidad de que Valle se transforme un polo cañamero.

Promovemos el polo productivo en el Valle porque las condiciones que hay en este lugar son óptimas para el cáñamo y el cannabis, ya sea por la irrigación que hay por el suelo, por las extensiones, por las chacras, el clima, eso favorece muchísimo a la planta, ya sea cáñamo o cannabis”, explicó Luciano Rivera, presidente de la Fundación GEN y representante de la Subcomisión de Cáñamo de CAIC, de Roca. 

Fundación GEN es una organización no gubernamental (ONG) que viene trabajando hace cuatro años y cuenta desde 2022 con una incubadora de proyectos de este rubro, la primera en el país. La fundación está inscripta como incubadora en el Ministerio de Producción de Nación.

En 2020, la Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) de Roca había tomado la idea y armó una subcomisión de trabajo específica de Cáñamo y Cannabis en Roca. Desde ahí la cámara empresarial y la Fundación GEN comenzaron a gestar trabajo conjunto. 

La espera y la apuesta fue buena y nos dieron para incubar desde Nación cuatro proyectos los cuales venimos monitoreando desde el momento que nos hacemos cargo del acompañamiento de los proyectos”, agregó Rivera y dijo que se esperan dos proyectos más que vienen en camino. Mientras tanto, dijo que acompañan un emprendimiento de fabricación de papel de cáñamo, ideado y elaborado por mujeres.

Uno de los argumentos fundamentales para desarrollar la «incubadora» es encontrar financiación para los proyectos. Por eso ahora, convocan a personas que estén incursionando en la temática con emprendimientos. 

Según estadísticas nacionales, se espera para 2025 en la Argentina 10.000 puestos nuevos de trabajo que tienen que ver con esta nueva industria del cáñamo y cannabis; por lo cual es una industria en ascenso y con visión a futuro. 


El valle tiene su propia variedad de cannabis medicinal


“Nosotros estamos registrando una variedad de cáñamo industrial que ya está adaptada al valle y adaptada a la Patagonia”, lanzó Rivera, quien comentó que “GEN” está registrando una variedad de cáñamo ante el Instituto Nacional de la Semilla, que es el encargado de acreditar y registrar todas las semillas del país.

Hace tres o cuatro meses comenzaron el registro y esta a un par de meses de finalizar el trámite. “Sería el primer cáñamo industrial de la Patagonia adaptado al valle. Eso también es importante porque tener nuestra propia genética del Valle suma un montón a la industria nacional”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios