Hospitales de Río Negro ¿en crisis o normalizados? Contrapunto entre médicos y funcionarios

Jefes de servicio del López Lima de Roca pidieron declarar la emergencia sanitaria y advirtieron que podrían ir a la Justicia. El Ministerio de Salud detalló compras millonarias en medicamentos e insumos, además de pagos a proveedores.

Médicos y funcionarios plantearon durante las últimas horas dos escenarios totalmente diferentes sobre la realidad del sistema público de salud de Río Negro.

Por un lado, los jefes de servicios del hospital de Roca elevaron ayer una nota a la Legislatura, reclamando que se declare la emergencia sanitaria en la provincia, advirtiendo que la falta de medicamentos y de insumos que padecen desde hace meses los centros dependientes del Estado “hacen imposible sostener la vida y la calidad de atención de los pacientes”.

Pero casi en simultáneo, el Ministerio de Salud publicó un comunicado, en el que asegura que “Río Negro ordena sus finanzas y garantiza el derecho a la salud pública”, destacando una inversión reciente de 21.000 millones de pesos para la compra de remedios e insumos, además de un pago de 3.000 millones a diferentes prestadores.

La nota surgida desde el López Lima, uno de los cuatro hospitales complejidad VI que tiene la provincia, lleva la firma de diez profesionales, que tienen a su cargo o son representantes médicos de las áreas con permanente contacto con los usuarios del sistema público.

Dirigida al vicegobernador, Pedro Pesatti, a los presidentes de bloques, y con copias a la ministra Ana Senesi y a la directora del nosocomio, Marina Aravena, el pedido concreto es de una audiencia en un plazo de 48 horas, para poder explicar la compleja realidad que enfrentan a diario.

“Sospechamos que la realidad no debe ser muy diferente a la del resto de los hospitales de la provincia”, indican los jefes de servicios, considerando que la declaración de la emergencia sanitaria es necesaria “para que se priorice la distribución de recursos económicos en salud”.

“En caso contrario, deberíamos arbitrar las medidas judiciales a nuestro alcance para garantizar el derecho a la salud de nuestros pacientes”, finaliza ese escrito.

La inversión que destaca el Gobierno de Río Negro

La mirada que ofreció el gobierno fue menos alarmante, destacando que “mediante una inversión de más de 21.000 millones de pesos, se adquirieron medicamentos, insumos médicos y se liquidaron deudas pendientes, todo ello gestionado por el Ministerio de Salud con el objetivo de normalizar el funcionamiento y elevar el estándar de los servicios hospitalarios en la región”.

El comunicado oficial detalla que “se priorizó la compra de una amplia gama de medicamentos esenciales, incluyendo medicación Fibroquística; medicamentos oncológicos, medicación para crónicos, medicamentos de altos costos, descartables, insulinas, reactivos para toxoplasmosis y para diagnóstico de Chagas, soportes nutricionales, elementos de protección personal, leche deslactosada, fortificador de leche humana, entre tantos otros”.

Sobre los proveedores y prestadores de servicios, se informó que “se ha trabajado arduamente en la regularización de deudas con proveedores y prestadores de servicios, facilitando así la disponibilidad de fondos para nuevas adquisiciones y la mejora continua de la infraestructura sanitaria”.

En ese sentido, se indicó que desde diciembre a febrero se cancelaron 3.000 millones de pesos, correspondientes a esos pasivos.

Finalmente, desde el Ministerio de Salud anunciaron un aumento “significativo” en los fondos asignados a los hospitales de la provincia.

“Estos incrementos eran necesarios dado que los montos asignados permanecían sin cambios desde 2019-2020, lo que los hacía obsoletos en relación con los costos actuales”, puntualizaron desde el gobierno.


El proyecto de la Coalición Cívica que no avanza


Hay que recordar que en la Legislatura ya existe un proyecto para declarar la emergencia sanitaria en la provincia, destinado a agilizar los procesos de compra de medicamentos e insumos.

Esa propuesta fue presentada por el bloque de la Coalición Cívica ARI, cuyos integrantes detallaron en la reunión reciente con el gobernador, Alberto Weretilneck.

“Vemos cómo pasa el tiempo, los problemas se agravan, los trabajadores siguen reclamando por la situación límite que ven en el desempeño de sus tareas, los pacientes sufren la falta de una atención digna, rápida y de calidad”, sostuvo Javier Acevedo, presidente de esa bancada.

Luego de una recorrida realizada por diferentes hospitales de la provincia, el parlamentario planteó que “se ha llegado a que en algunos centros de salud los pacientes deben llevar anestesia, jeringas y hasta el vasito del agua para realizarse una extracción dentaria, es una locura”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios