La muerte de un hombre por hantavirus encendió las alarmas en la cordillera de Chubut

La víctima estuvo de vacaciones una semana y acampó en la una zona agreste del parque nacional Los Alerces. Capturaron roedores silvestres en el área.





La confirmación del Instituto Malbrán que murió por hantavirus un hombre de 57 años, que había pasado una semana de vacaciones en el parque nacional Los Alerces, en inmediaciones de Esquel, encendió las alarmas y protocolos en la cordillera de Chubut.

El deceso del hombre se produjo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de donde era oriundo, y el Ministerio de Salud de esa jurisdicción notificó a la cartera sanitaria chubutense para que esté en conocimiento de la situación y tome los recaudos.

La víctima había viajado contras cuatro personas, con quienes realizó campamento en una zona agreste del parque nacional. Los acompañantes se encuentran aislados de manera preventiva.

Ministerio de Salud del Chubut, a través de la Dirección del Área Programática de Salud Esquel, informó que junto con la Intendencia del parque nacional Los Alerces trabajan desde el domingo pasado en el abordaje de un nuevo caso de hantavirus.

Las autoridades identificaron los lugares frecuentados por la víctima de hantavirus y capturaron roedores silvestres, cuyas muestras fueron enviadas al Instituto Malbrán para confirmar si eran portadores del virus.

La intervención se puntualizó en las inmediaciones del lago Verde donde se colocaron trampas y se capturaron roedores para su análisis.

El hantavirus se transmite por contacto con la saliva, orina y heces de roedores afectados con el virus, además de que existe una probabilidad alta de transmisión entre humanos.

Los síntomas son fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y dificultad respiratoria.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La muerte de un hombre por hantavirus encendió las alarmas en la cordillera de Chubut