La policía bonaerense a la que le explotó el auto en Salta dijo que no sabía que había cocaína

La mujer se negó a declarar ante la Justicia, aunque sí habló ante efectivos salteños. El auto explotó cuando cargaba el tubo de gas en un estación de Orán provocando una lluvia cocaína en el lugar.

La sargento de la policía bonaerense que quedó detenida el miércoles por llevar en el tubo de gas de su auto 20 kilos de cocaína que quedaron esparcidos cuando su auto explotó en una estación de servicios de la ciudad salteña de Orán a la que fue a realizar una carga, aseguró ante los efectivos de esa ciudad salteña que no sabía que había droga en el tubo de gas del vehículo y que acababa de retirarlo de un taller mecánico, aunque hoy la acusada se negó a declarar ante la justicia.

Se trata de la sargento Sofía Chaparro, quien se desempeñaba en la comisaría séptima de La Matanza, con sede en Villa Celina, aunque estaba con carpeta médica, según informaron a Télam voceros de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, quienes agregaron que la mujer quedó en disponibilidad en la fuerza mientras continúa la investigación.

Chaparro permanece detenida en el Escuadrón 20 de Orán de Gendarmería Nacional (GNA), acusada de del delito de «transporte de estupefaciente agravado por ser cometido por personal policial» y en las próximas horas será indagada por la fiscal federal María del Carmen Núñez, ante el Juzgado Federal 2 de Salta.

La fiscal Núñez, a cardo de la instrucción de la causa, informó esta mañana a Télam que en una declaración -sin validez legal hasta tanto no se ratifique en sede judicial- que Chaparro hizo ante la policía tras la explosión de su auto, aseguró desconocer que había cocaína en el tanque de gas de su Ford Fiesta y explicó que acababa de sacarlo de un taller mecánico.

«Dijo que no sabía nada de la droga en el tanque del gas, que el auto lo había retirado de un taller mecánico horas antes y que se había ido a cargar gas para seguir su camino a Buenos Aires», manifestó la funcionaria en referencia a los dichos de la mujer ante la policía cuando era asistida en el hospital de Orán tras la explosión.

El hecho ocurrió la noche del miércoles en la estación de GNC Géminis Gas, ubicada en la avenida Palacios de la ciudad salteña de Oran, adonde Chaparro llegó a bordo de su auto, en el que iba con sus tres hijas de 9,13 y 14 años.

Las ocupantes del rodado descendieron y la policía le pidió al playero que le realizara una carga mínima de gas, momento en que el auto explotó, tal como quedó registrado en un video de las cámaras de seguridad del lugar.


Cubiertos de polvo blanco tras la explosión


Tras el estallido, los presentes advirtieron que el auto y los alrededores quedaron cubiertos de un polvo blanco que, luego se determinó, era cocaína.

También por la explosión volaron varios paquetes envueltos con papel amarillo y que también contenían esa droga.

Los pesquisas que trabajaron en el lugar tras el arribo de la policía estimaron que la cantidad de droga que había en el tubo de gas alcanzaba los 20 kilos.

La investigación fue derivada al personal de GNA, que secuestró la droga y cinco teléfonos celulares que llevaban la policía y sus hijas para ser sometidos a peritajes.

Los voceros agregaron que tanto Chaparro como las hijas resultaron ilesas, aunque fueron llevadas al hospital de la zona para ser revisadas.

Los informantes policiales agregaron que hasta hace una semana la sargento cumplía funciones no operativas en la fuerza, ya que tenía un problema de salud, y que había viajado a Corrientes desde donde se dirigió a Salta antes de regresar a Buenos Aires.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios