La trampa funcionó, pero el puma sigue suelto y una parte del Paseo Costero, cerrado en Neuquén

El viernes se observaron indicios del animal salvaje y se montó un operativo para tratar de capturarlo. En 2019, otro puma apareció en el patio de una casa.





El viernes, el Municipio de Neuquén tuvo que cerrar una parte del Paseo Costero de Neuquén porque aparecieron indicios de un puma. El peligro inminente que implica la presencia de este animal salvaje obligó a montar un operativo, que incluye una trampa que si bien funcionó, capturó a otra clase de animales. En 2019 ocurrió una situación similar, pero en un barrio de la zona oeste.

La península Hiroki fue cerrada desde el viernes y así permanecerá, al menos, hasta el lunes, según indicó el subsecretario de Ambiente y Protección Ciudadana, Francisco Baggio. La decisión se tomó luego que uno de los encargados detectara huellas sospechosas que, horas después, la Dirección de Fauna confirmó que era de puma.

Para impedir el paso a la zona, se apostó personal policial en la rotonda de acceso. Hasta el momento, no han tenido problemas ni intentos de personas que quieran ingresar, informó Baggio.

Además de impedir el paso de la gente, los agentes se enfocaron en confirmar que el puma se fue por sus propios medios o en atraparlo. Para esto, se hacen rastreos de nuevas huellas y observación de la zona por si aparece un ejemplar.

No es un puma…pero casi

También se construyó una jaula de metal con carne dentro, como señuelo. La trampa fue colocada en un sector cercano a uno de los senderos linderos al río, aunque entre los árboles.

Si bien la realidad es que la trampa funcionó, se podría decir que no cumplió del todo su objetivo. Es que en su interior quedaron atrapados un gato, un perro, un carancho y «otros bichos de la zona», enumeró Baggio.

No es un puma, pero el color es parecido: varios animales cayeron en la trampa que pusieron en la península Hiroki.

Con la seguridad que la trampa funciona y ningún indicio nuevo sobre la presencia del animal, por precaución se mantienen las medidas de seguridad.

Baggio recordó que si bien se trata de un predador que tiene instinto de caza de sus presas, los humanos no estamos dentro de ellas. Sin embargo, un encuentro casual podría derivar en un ataque. 

Si se ve a un puma, hay que mantener la calma y no correr. Además, hay que hacer ademanes fuertes con las manos y levantar los brazos para demostrar un mayor tamaño frente al animal. En caso de encontrarse más de una persona, el funcionario recomendó hacer ruido y que una se suba sobre los hombros de la otra, para parecer más grandes.

También solicitó no molestar al animal, retirarse del lugar y realizar la denuncia correspondiente ante guardaparques, la Dirección de Fauna o cualquier ámbito de medio ambiente más cercano.

Un puma atrapado en un patio

En 2019, un vecino del barrio Hipódromo de Neuquén encontró a un puma en el patio de su casa y el operativo para atrapar al animal se extendió durante horas.

En esa ocasión, el puma fue encontrado en el patio de una obra en construcción, en las calles Lago Viedma y Los Patos, pero después se fue moviendo de lugar, aunque lo habían sedado. Se creía que descendió de la barda en busca de comida y terminó encerrado en ese lugar por los perros del barrio.

Finalmente, el animal fue liberado a unos 230 kilómetros del lugar en el que fue atrapado, en un sector de la barda donde habita fauna autóctona.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La trampa funcionó, pero el puma sigue suelto y una parte del Paseo Costero, cerrado en Neuquén