Las claves para recorrer una caverna de Neuquén

No sufrir claustrofobia ni vértigo son puntos principales, pero hay mucho más antes de que te animés a emprender la aventura.

11 jul 2018 - 15:50

Neuquén ocupa un lugar “top” si de cavernas y cuevas hablamos: no sólo tiene el sistema cavernario más importante de Sudamérica en el área natural protegida Cuchillo Curá, sino que es la provincia de Argentina que más cavidades naturales tiene. Pero conocerlas no es un paseo más, sino que requiere mucha preparación para lo que hay que ponerse en manos de quienes practican la espeleología, o sea que estudian el pasado y el presente de estos espacios.

El dato más importante es que está prohibido ingresar a las cavernas y que para hacerlo no hay que sufrir claustrofobia ni vértigo. Antes hay que inscribirse en el Registro que lleva el Departamento Provincial de Espeleología, organismo con el que deben coordinarse las expediciones. Por esto, el punto de inicio es contactarse con el Grupo Azul de Espeleología y Montañismo de Neuquén (GAEMN), la única institución activa que realiza esta práctica y que tiene asociados en toda la provincia, aunque su base está en Neuquén capital.

Te puede interesar Neuquén tiene las cavernas más importantes de Sudamérica pero no se pueden visitar

Cada campaña a una cueva, explicó el presidente del GAEMN Néstor Daniel Cocco, tiene una cuidadosa planificación que se presenta al Departamento de Espeleología. La misma incluye la organización del pernocte en cercanías a la cavidad que se va a visitar, la alimentación, los estudios que se realizarán y, sobre todo, la seguridad. Quienes se encargan de este aspecto son un médico, un enfermero, algunos asociados y bomberos voluntarios. Conforman el corazón del equipo y son quienes ingresan primero para registrar la estabilidad y si hay situaciones de peligro. Luego se mantienen dentro de la caverna todo el tiempo, mientras los demás ingresan en grupos de cuatro o cinco personas y un bombero se mantiene en la entrada con una camilla y una camioneta para responder ante cualquier urgencia.

Los peligros potenciales

Entre los peligros potenciales para quienes entran a una cueva se encuentran los derrumbes, aunque es muy raro que esto ocurra, aclaró Cocco, porque en general las cavernas son estables. Sin embargo, el hombre contó que durante la campaña que volvió a “El Salado II” después de 15 años, fue encontrado un derrumbe a 100 metros de la entrada. Esa exploración fue finalizada por bomberos que descendieron por un hueco del techo de la cueva, quienes filmaron y tomaron fotografías.

Otra situación riesgosa son las caídas, ya que los terrenos no son uniformes y se debe conocer qué recaudos tomar según cada uno. Cocco relató una experiencia personal: “hace dos años en “Salado II” se hizo un congreso, ingresé con un grupo e íbamos caminando por unas rocas grandes, con cuidado y usando linternas, pero pisé en el vacío y me caí como una bolsa de papas. Me caí un metro y medio pero sobre la roca, por suerte donde caí estaba plano porque si había otra roca me la podría haber clavado en el pecho. Los accidentes pueden ocurrir, por eso se tiene tanta precaución”.

Te puede interesar Video: recorré una de las cavernas de Neuquén

El presidente de GAEMN recordó el ejemplo de lo que ocurrió en Tailandia con el grupo de niños que quedó atrapado casi 20 días para valorar la importancia de la planificación. “Ellos entraron a curiosear y les pasó esto. Acá podés pisar mal y sufrir un esguince, eso ya te pone en peligro” resaltó.

Linternas, reflectores, cascos, calzado y ropa adecuada son parte fundamental del equipo que se necesita, pero el otro elemento clave se lleva “adentro de la cabeza” y es el conocimiento. Quienes practican la espeleología en Neuquén aprendieron Reanimación Cardiopulmonar (RCP), saben qué hacer ante una fractura y se han capacitado en socorrismo en ambientes agrestes. Además, conocen la importancia de cuidar el medio ambiente al que ingresan, ya que pueden interrumpir procesos de miles de años al quebrar, sin querer, una frágil estalactita o arruinar registros de pueblos originarios.

Te puede interesar Neuquén tiene más de 200 cuevas, cavernas y aleros naturales

Sin embargo, teniendo en cuenta todos estos requisitos, “cualquier persona que esté interesada en la espeleología puede hacerlo, yo soy comerciante y arranqué de cero”, contó Cocco ¿La mejor manera de empezar? Poniéndote en contacto con el GAEMN todos los sábados, desde las 16, en su sede del Parque Norte.

Las claves para recorrer una caverna de Neuquén
El GAEMN se formó en 1987. Es la única organización, junto al Club Andino de Junín de los Andes, que práctica el montañismo en Neuquén, afirmó su presidente Néstor Cocco y resaltó: “somos una institución, no un club de amigos, hay capacitación y profesionalismo”. Aunque el grupo también tiene mucha actividad social y del mismo ha surgido más de un matrimonio.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.