Las necesidades persisten y el actual aporte social llega a un millar de familias en Viedma

El secretario de Desarrollo e Integración Social del Municipio de Viedma, Mario Sánchez, dijo que la demanda de asistencia “se incrementó” por el aumento de precios de los alimentos.





La pandemia y el proceso inflacionario hicieron crecer la demanda social en Viedma. En ese momento, la asistencia alimentaria llegó a 2.500 familias. Las necesidades persisten y el actual aporte estatal llega a un millar de viviendas, con aportes por tarjetas o, directamente, con bolsas de alimentos.

El secretario de Desarrollo e Integración Social del Municio de Viedma, Mario Sánchez, dijo que la demanda de asistencia “se incrementó” por el aumento de precios de los alimentos.

Cuando las crisis-ya sea por una pandemia o por el índice inflacionario-golpean a las familias con escasos recursos; la ventanilla más cercana es la Municipal. La asistencia social debe fluir para salir al rescate de esas personas, que a pesar de contar con un trabajo informal o pensiones contributivas, no alcanza.

Viedma no está ajena a esta situación y en este sentido, Sánchez, brindó un panorama actual de la ciudad.

“Nosotros tuvimos un pico alto que fue la pandemia por el Coronavirus. La primera asistencia nacional fue el IFE que apareció en Viedma en mayo, pero los meses anteriores la ventanilla del Municipio estuvo explotada. Pasamos de 400 bolsas de alimentos a 2.500”, afirmó Sánchez en diálogo con RÍO NEGRO.

Detalló que la pandemia afectó al trabajo de la economía popular y el trabajo informal “porque no se podía andar por las calles”.

Pero como sucede en nuestro país, se logró sortear esa situación. El funcionario explicó que “se fue recuperando el nivel de empleo”, pero ahora “el problema es que los precios de los alimentos se dispararon”.

Frente a esta situación, “se comenzó a ver que la gente que tiene un ingreso tanto por su trabajo o por pensiones no contributivas o del sistema previsional, entre los $24.000 y $32.000, no alcanza. Entonces recurren a la asistencia del Muncipio y vemos que la demanda se incrementó. No tanto porque haya aumentado el desempleo, sino por la escalada de precios”.

Sánchez afirmó que en la actualidad hay alrededor de 700 familias incorporadas al régimen de tarjetas alimentarias y 300 asistencias más que se hacen con bolsones de alimentos.

“Se sintió bastante el precio de los alimentos, teniendo en cuenta que en Viedma en los últimos tres meses tuvimos una inflación que superó el 15%, medida por la Dirección de Estadísticas yu Censos de Río Negro. Si uno mira el rubro de alimentos, el aumento fue mayor entonces eso impacta muy fuerte sobre las familias. Ese es el gran problema que estamos teniendo hoy y donde primero repercute es en el Municipio”.

Para el Municipio la asistencia social, antes de que ocurra la pandemia, se estaba preparando para llevar una política “más de promoción social que asistencial”, explica Sánchez.

“La realidad es que ese anhelo que teníamos cambia cuando empieza a acelerarse el proceso inflacionario de todos los alimentos. Esto genera lo que tiene que ver con la asistencia de alimentos tanto por merenderos, comedores y por personas que incluso teniendo una pensión asistencial o alguna pensión no contributiva, aún así por problemas de insuficiencia de ingresos vienen al Municipio que es la ventanilla más cercana y que siempre está abierta”.

Detalló que tras recuperar la presencialidad y al salir de esta esa aguda de la pandemia, “nos permitió reforzar el programa de capacitación de oficios ´Manos que Trabajan´ que en este momento comienzan a dictarse los talleres. Tenemos más de 20 talleres en las diferentes Juntas Vecinales, y más de 100 personas inscriptas en los los 9 talleres de Punto Digital”, una propuesta que tiene que ver con las herramientas digitales como: Alfabetización Digital, Ofimática. Diseño para redes, Programación JAVA, Desarrollo de videojuegos, Modelado 3D, Reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos, Robótica educativa, Mezcla y Edición de Audio.

“Es muy importante porque se ha generado una demanda de personas jóvenes que en realidad no pueden acceder a ninguna de las instancias de educación donde hay que pagar. En el Municipio es totalmente gratuito y de buena calidad. Y de esas 100 personas, muchas de las cuales están participando de una instancia superior del Punto Digítal que se llama Laboratorio de Proyectos Digítales. Esto significa que alguna persona que pasa por el taller y quiere continuar con su curso de capacitación lo puede hacer a través del desarrollo de un proyecto”.

Por otra aprte, Sánchez explicó que en el área de promoción social “estamos trabajando mucho en la conformación de redes barriales como para el abordaje participativo e inclusivo con los vecinos de la problemática barrial. Estamos preparando para el próximo 28 de abril una intervención en el Álavarez Guerrero que se llama Estado Presente con varios organismos provinciales y nacionales a una jornada en el barrio”.

Agregó que “es una manera de acercar el Estado al barrio y que a su vez lo elegimos porque siempre hubo poca presencia por parte del Estado. Va a ser la primera experiencia pos pandemia, esperemos que nos vaya bien y poder replicarlo en los distintos barrios”.

Sobre la problemática de las adicciónes, afirmó que “el año pasado hicimos un convenio con La Agencia para la Prevención y Asistencia ante el Abuso de Sustancias y de las Adicciones (APASA) de Río Negro para tener el Centro de Primera Escucha para personas que están atravesando problemas de adicciones y que ya está funcionando de manera itinerante en diversos barrios de la ciudad”.

Otro de los puntos fuertes de la cartera social, es el desarrollo de un área dentro del Municipio, una dirección de Economía Social, Asociativismo y finanzas solidarias. “La creamos hace tres meses atrás y está trabajando con todo los grupos cooperativos y toda la gente que tiene proyectos, capacidad de emprender. La idea es acompañar y que la persona eventualmente llegue mucho mejor preparado a la instancia de solicitar su inscripción en la subsecretaría de Cooperativas de la Provincia. Ese área está trabajando con varios grupos en capacitación y en el desarrollo de herramientas, que permitan superar la idea de estar en grupo que se está preparando y calificando para producir o brindar un servicio”.


La relación con la Provincia y Nación


El trabajo en conjunto entre Municipio, la Provincia y Nación es clave para el secretario de Desarrollo e Integración Social del Municipio de Viedma, Mario Sánchez.

“Hemos generado una red para trabajar los temas sociales en conjunto y ser complementarios para no competir. Cada nivel del Estado tiene políticas sociales y nosotros en función de eso trabajamos en conjunto. Tenemos la territorialidad, podemos llevar adelante acciones más focalizadas, los programas nacionales y provinciales tienden a ser universales. Nosotros lo encaramos con un contacto más cervano con el vecino y la vecina”.

Un ejemplo es el Programa Alimentario Municipal. “Fuimos el primer Municipio en organizar un sistema de asistencia con tarjeta social. El módulo no lo dejamos totalmente porque lo seguimos utilizando para situaciones de emergencia, teniendo en cuenta que hasta que a la persona le llega la tarjeta, intervenimos con una bolsa de alimentos”.


El acceso a tierras y las tomas


Sánchez reconoció que “hay una gran demanda de personas que no pueden acceder a un terreno por los valores. En realidad es mucho menos el valor de la tierra que los servicios, ese es el gran costo”.

“Cuando llegamos al gobierno teníamos pensado un programa para empezar a recuperar la capacidad de planificar en el acceso de la tierra”, expresó Sánchez. Agregó que “veíamos un problema que no lo resolvía ni el mercado ni la toma. Sobre esa base se desarrolló una política que se llama Distrito Sur que es la organización de 220 hectáreas, para generar lotes sociales para aquellas familias que no pueden llegar a comprar un lote en el mercado inmobiliario y que tampoco estén empujados a resolver su situación con una toma. Eso es lo que imaginamos hacia el futuro que ya empezó a operar, luego de la entrega de 135 lotes sociales”.

Sobre la situación de las tomas, el funcionario municipal dijo que “teníamos lo que nos quedaba como parte del pasado, que eran tomas que fueron declaradas como barrios populares en 2017 votada por unanimidad en el Congreso Nacional. Lo que hicimos fue aplicar plenamente esa ley y fuimos el primer municipio del país que firmó un convenio con la Secretaría Integración Socio Urbana de Nación y el primer municipio que inició la urbanización de un barrio que es el caso de El Progreso, la toma más antigua de 2012 en Viedma”.

Foto Archivo: Marcelo Ochoa.

A su vez se sumó la Provincia a esta política de Barrios Populares y llevamos en conjunto el servicio de electricidad al barrio Unión y también se está haciendo una obra en la parte del barrio Santa Clara”.

Sobre las nuevas tomas, Sánchez explicó que fue un fenómeno que “se dio en varias partes del país” durante la pandemia. En Viedma se evidenció en el ingreso a la ciudad y “que no está alcanzado por la Ley de Barrios Populares que incorporó a todos los barrios hatas el 2018”.

En este sentido, detalló que “ese es un tema queda para resolver porque hay disputas judiciales por los legítimos dueños de esas tierras, en lo que hace urbanización no se avanzó”.

Reiteró que “con esta política de tierras que se implementó del Distrito Sur nos permita en el tiempo tener una cantidad de lotes para el crecimiento de la ciudad con precios accesibles y que eso además, influye en el mercado inmobiliario, que a todas luces en varias etapas ha estado sobrevaluado”.

“La idea es generar un programa donde el municipio tenga capacidad de planificar y ver hacia donde va a crecer la ciudad, a su vez en forma ordenada y lo más inclusiva posible”, cerró Sánchez.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Las necesidades persisten y el actual aporte social llega a un millar de familias en Viedma