Los dos kilómetros de la tragedia

Dentro del tramo más peligroso de la ruta comprendido entre Cervantes y Allen hay un punto negro en donde la fatalidad se reitera. Es en la zona de Los Pinos, una recta en donde se registraron los hechos más graves por exceso de velocidad y sobrepaso.

06 dic 2018 - 07:34

Un tramo de recta de 2.000 metros de la Ruta Nacional 22 sumó 35 muertos en los últimos 10 años, según la estadística de Estrellas Amarillas. Se trata del sector conocido como “Los Pinos”, ubicado en el kilómetro 1.185 de la Ruta Nacional 22, en donde se han lamentado gran parte de los siniestros más graves.

Grandes estrellas pintadas en la carpeta asfáltica pretenden funcionar como un alerta de zona peligrosa, sin embargo, los hechos viales se repiten.

“En la zona de Los Pinos ocurrieron muchas fatalidades. Es un tramo recto, pero el que circula a diario se da cuenta de que hay personas que no respetan y realizan adelantamientos en ese sector, incluso en el puente”, apuntó Matías Milano, jefe de la sección Zona Tránsito Alto Valle Sur.

“El tramo Cervantes-Allen registró muchas fatalidades, justo coincide con el tramo que no tenemos doble vía. Desde Cervantes a Chichinales han ocurrido, pero menos”, observó Milano y remarcó que las imprudencias priman entre los desencadenantes de los hechos viales.

“Nosotros tenemos un panorama de como ocurre el hecho porque hacemos una planimetría cuando ocurren. A simple vista, es evidente que es el factor humano prácticamente el responsable, es raro ver una falla mecánica”, explicó.

La clave del respeto

Por la ruta transitan miles de autos al día y presenta en el tramo comprendido entre Roca y Allen el sector de mayor afluencia. El último conteo realizado por la Zona Tránsito Alto Valle Sur dio cuenta de que por dicho tramo de 22,8 km circulan casi el doble de autos que en otras secciones de la misma vía nacional.

El estudio –realizado en 2016 y cuyos valores estiman que se han incrementado notablemente– dio cuenta de un paso diario de unos 5.000 autos en el tramo Chichinales-Regina, unos 6.000 de Regina a Roca y un total de 9.600 rodados desde Roca a Allen.

“La ruta está colapsada. Ya es densa de por sí, y aumenta más el tránsito de 8 a 9, al mediodía y a la tarde, cuando todos vuelven, de 18 a 19”.

“El que circula a diario en la ruta, si no respeta la norma y las velocidades, es posible que llegue a provocar un daño”, insistió Milano. Los sobrepasos en sectores no permitidos aparecen como los principales motivos de choques entre vehículos.

Además, los excesos de velocidad son una constante. “Es una ruta en donde no se puede transitar a 110 kilómetros por hora. Te encontrás con camiones con fruta, muchos autos. Los tres puentes aéreos (desvíos) retrasan. Todos quieren llegar y ahí es cuando se producen los adelantamientos imprudentes que terminan en accidentes”, consideró.

Respecto al estado de la calzada, Milano aseguró que “puede llegar a faltar algún cartel vertical, pero la señalización horizontal sí está”.

Si bien existen puntos negros que requieren mayor atención, se realizan controles en puestos fijos y móviles.

“El que circula a diario se da cuenta de que hay personas que no respetan y realizan adelantamientos en ese sector”.
Matías Milano, jefe de Tránsito Alto Valle Sur
Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.