Más plazo para investigar la muerte de una alumna en un lago de Bariloche

El juez autorizó 4 meses de prórroga para que la fiscalía, la querella y las defensas puedan seguir adelante con la búsqueda de evidencias. Los acusadores quieren que cuatro compañeros de la víctima, que fueron testigos de lo que ocurrió, declaren en Cámara Gesell.





La tarde del 10 de diciembre del año pasado transcurría sin grandes sobresaltos, en el complejo Los Baqueanos, ubicado en un entorno natural increíble, con el lago Gutiérrez como principal atracción. Un grupo de 89 alumnos de sexto y séptimo grado de la Escuela 273 “Ayen Hue” de Bariloche había llegado hasta ese lugar para disfrutar de una jornada de esparcimiento de la mano del proyecto escolar “Nos vamos dejando Huellas”. Nueve adultos, entre docentes, padres y madres, estaban a cargo de los chicos.

Hasta que unos gritos estremecieron a todos. Y la tarde apacible se convirtió en una pesadilla porque una de las niñas se ahogó en el lago Gutiérrez. La nena tenía 12 años. Fuentes con acceso a la investigación informaron que la nena murió en su intento por auxiliar a una compañera que estaba en riesgo en el lago. Según la fiscalía, las chicas habían entrado al agua con permiso de los docentes, aunque no era una actividad prevista en el proyecto.

El plazo de 4 meses para la investigación, que busca determinar las responsabilidades de los cinco docentes que fueron imputados a principios de febrero pasado por la fiscalía, expiraba esta semana.

La fiscal jefa Betiana Cendón pidió la prórroga, con el respaldo del abogado por la querella, Pablo Calello. (foto Alfredo Leiva)

Por eso, la fiscal Betiana Cendón solicitó este viernes una prórroga al juez de garantías Juan Pablo Laurence que admitió el pedido. El magistrado autorizó 4 meses de extensión para completar la investigación preparatoria.

Los abogados Estanislao Cazaux y Pablo Calello que representan a los padres de la víctima adhirieron al planteo de la fiscal. Mientras que los defensores particulares y oficiales de los docentes acusados no objetaron la prórroga.

Las fuentes explicaron que la fiscalía, con el acompañamiento de la querella, pidió la prórroga para que cuatro compañeros de la nena que murió ahogada puedan declarar en Cámara Gesell. Hasta el momento, los niños solo habían sido entrevistados por la fiscalía, con el consentimiento del defensor de Menores.

Las declaraciones de los chicos, que fueron testigos directos de lo que ocurrió esa tarde del 10 de diciembre pasado, en Cámara Gesell forma parte de un anticipo jurisdiccional de prueba, que después serán incorporadas al juicio que se les hará a los docentes imputados.

Los defensores particulares Alejandro Pschunder y Sebastián Arrondo. (foto Alfredo Leiva)

A principios de febrero último, Cendón les atribuyó a los docentes haber actuado esa tarde con negligencia y sin cumplir los reglamentos y deberes a su cargo. Por eso, acusó a Quimei Painefil, Patricia Cantero, Norma Millaman, Alejandro Marelli y Cristian León Arriagada. La autopsia confirmó que la nena había muerto ahogada.

Cendón expuso en esa audiencia varias pruebas para sostener la formulación de cargos y la petición de que se habilite la investigación del caso. Mencionó, por ejemplo, que el proyecto “Nos vamos dejando huellas” de Escuela N° 273 describía las actividades que desarrollarían en el Camping Baqueanos el 10 de diciembre de 2012 y no había ningún tipo de actividad acuática planificada para esa jornada.

A partir de la prórroga dispuesta por Laurence, La fiscalía, la querella y los defensores tendrán plazo hasta principios de octubre para investigar sus teorías del caso.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Más plazo para investigar la muerte de una alumna en un lago de Bariloche