¡Máxima potencia!: El 25° Festival Aéreo ya se vive con todo en Allen

Después de una jornada de buen clima y concurrencia, se preparan para un cierre a pleno este domingo, desde la hora 10. Adrenalina, acrobacias y destrezas para todos los gustos.

“¿Escuchan cómo embala?”, dijo el conductor por los parlantes, cuando de pronto, ocurrió la magia. Destreza, precisión y coraje se combinaron en el aire para dejar a los presentes con la boca abierta. Se trata de uno de los tantos momentos que se viven por estas horas en la zona de bardas de Allen, donde este fin de semana se están celebrando los 25 años, las Bodas de Plata del Festival Aéreo, el que supo convertirse en el más convocante de la región a fuerza de trabajo en equipo y apoyo conjunto.

El acceso al predio, por calle Piñeiro Sorondo al norte, se vio plagado desde temprano de vehículos de todo tipo, con locales y visitantes que se sumaron una vez más a la propuesta del “Allen Vuela”, buscando repetir la experiencia y encontrarse con los mejores exponentes del país en acrobacias, paracaidismo y aeromodelismo. El globo aerostático y el helicóptero del Ejército complementan la oferta de atracciones, para un evento que en definitiva busca promover el vínculo de la comunidad con los aviones, sumar socios y por qué no, nuevos aprendices para la carrera de pilotos. Por eso tampoco falta la opción de los vuelos de bautismo, para los que aún no tienen experiencia a bordo.

Foto: Flor Salto.

***

El veterano de Malvinas Norberto Boudet acompañó la 25° edición. Foto: Flor Salto.

***

Foto: Flor Salto.

***

La clásica figura del “caballito”, las pruebas con humo, las pasadas a “filo de cuchillo” y “en espejo” son recursos con los que los pilotos se lucen en cada pasada del cronograma del día y con los que el espectador empieza a familiarizarse después de un rato. Quedan a la vista el profesionalismo y la capacidad que vienen ejercitando año a año, figuras del ambiente como Diego Moline, el Team Villarica, Sergio Marinhas, Javi García y Jorge Malatini. Éste último dialogó con la prensa al descender de la cabina, donde como sus colegas, agradeció a la organización que impulsa esta festejo y que deposita la confianza para seguir en una disciplina que lleva años de entrenamiento, 37 de carrera en su caso. La familia de Moline, por otro lado, contó que en esta edición pudo asistir para acompañarlo, incluídos sus hijos pequeños que esperaban ansiosos a un costado de la pista, listos para el reencuentro después del show de su papá, segunda generación de pilotos.

A pesar de las rutinas extremas que se ven desde las gradas al costado de la pista y de lo que se transmite en vivo por pantalla gigante, los pilotos reconocieron que dentro de su preparación jamás olvidan que la adrenalina no elimina posibles contratiempos y que siempre se contempla un margen de seguridad para cuidarse a sí mismos y a las aeronaves. De esas premisas se alimentan los nuevos aprendices que van incursionando, incluídas las cinco mujeres de la zona, de entre 18 y 23 años, que asisten a capacitarse en Allen para vivirlo como su carrera profesional. “No quiero ser azafata mamá, quiero ser piloto”, dijo Victoria Cantero, una de ellas, en diálogo con RÍO NEGRO.

“No quiero ser azafata mamá, quiero ser piloto”, dijo Victoria Cantero, una de las estudiantes – Foto: Flor Salto.

***

Toda el movimiento del fin de semana y del resto del año es coordinado por una comisión que desde 2022 lidera Julio Ateca, aunque el histórico Julio Contreras, emblemático referente, sigue allí firme participando y de hecho “siendo de los que más empuja”, contó Diego Merino, tesorero del equipo que cuenta con 50 socios colaborando en el predio.

La crisis económica que atraviesa el país hizo peligrar por momentos la realización de la fecha 2024, sobre todo por la incapacidad para prever precios con la anticipación necesaria, pero aún así, el voto de la mayoría alentó para hacerla realidad. Los apoyaron empresas y los municipios de Allen y Cipolletti, con presencia policial y de Bomberos Voluntarios. Entre las expectativas a futuro, el vínculo con otras instituciones afines, como la que se está consolidando en Villa Regina, los anima a seguir por más. Las restricciones que impone el movimiento aéreo comercial en otras zonas del Valle, convierten al cielo de Allen en uno “libre y privilegiado”, concluyó Merino.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora