Exclusivo Suscriptores

Mirá las fotos de los rincones poco conocidos de la Castellana de Neuquén

Fueron publicadas en la página de Facebook "Neuquén del Ayer", por Elsio Santillán. Los detalles en la construcción hacen única a la casona. Tiene un hacha de cemento clavada en una de las columnas.

Casi todos al menos una vez vimos los muros exteriores de la Castellana, la casona de Valentina Sur que fue construida a pedido de Arsenio Martín en 1930. Esa casa que supo tener puentes colgantes para poder acceder a la vivienda cuando el río Limay inundaba los terrenos.

Hoy, gracias a un neuquino que tuvo la oportunidad de ingresar a su interior, se pueden conocer nuevos rincones. Las fotos fueron publicadas en la página de Facebook “Neuquén del Ayer, destinada a rescatar historias de la ciudad capital.

Una exquisita escalera y baranda talladas, un ingreso lateral de la construcción, el alero de madera y hierro y una estufa hogar similar a la que se encuentra en la torre Talero, son algunas de las imágenes tomadas y publicadas en la página por Elsio Santillán, quien escribió: “Me permitieron entrar a ver esta casa que según me comentaron es una de las más antiguas junto con la torre Talero”.

Esa frase y las fotos fueron además, el dispararon para conocer un detalle poco difundido. La Castellana fue una granja. “En esa casa vivieron 32 años Sócrates Muñoz y Francisca Gutiérrez. Ellos junto con su familiar la hicieron granja y tambo, cultivaban frutas y verduras y criaban chivas, aves, ovejas y vacas”, contó Nilda Tarifeño en “Neuquén del Ayer”.

Y como si nada comenzaron a sumarse recuerdos que aportan mucha información sobre la casona histórica. Por ejemplo, Mario Burkman aportó que en una de sus columnas principales de la galería de ingreso “había clavada un hacha de cemento, un sello del señor Altuna, constructor que hacía esos adornos”. “Las columnas de la entrada a la casa tienen los nombres de Rosa e Iluminada, hijas de don Arsenio Martín. Ellas eran mellizas”, sumó Dulio Enzo Zufiria Contreras.

La Castellana fue construida en 1930. En 2017, el Concejo Deliberante de Neuquén la declaró mediante ordenanza, patrimonio histórico de la ciudad. Hoy está deshabitada y sin mantenimiento.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora