Mujeres que inspiran en Cipolletti: seis ciudadanas fueron reconocidas por su labor

Gladys Sandoval, Marcela Menéndez, Gabriela Fleitas, Susana Muñoz, María Cóceres y Lucía Sícolo son las mujeres destacadas de Cipolletti. El Concejo Deliberante les otorgó un reconocimiento ayer.

En marco al 8M, el Concejo Deliberante de Cipolletti reconoció a seis mujeres indispensables de la ciudad. Ellas son parte esencial del movimiento local, cada una desde un lugar particular. Las condecoradas fueron Gladys Sandoval, Marcela Menéndez, Gabriela Fleitas, Susana Muñoz, María Cóceres y Lucía Sícolo. 

Según la ordenanza n° 454/22, el Concejo Deliberante reconoció a seis mujeres que por su recorrido y acciones aportan a la comunidad de Cipolletti. El acto de entrega del reconocimiento fue ayer en el CCC. Estuvieron presente la Presidenta del Concejo Deliberante, Silvana Larralde, el Intendente Claudio Di Tella, Silvia Seisdedos, Secretaria de Cultura, Viviana Pereira, Secretaria de Desarrollo Humano y Promoción Comunitaria y los concejales Lorena Yensen, Inés Parra Martínez, Horacio Pierucci, Flavia Boschi y Carlos Martínez Larrea. 

Entre las “mujeres que inspiran” se encuentran escritoras, bomberas voluntarias, militantes, cocineras y educadoras. Cada una de ellas es parte esencial de la ciudad, RÍO NEGRO te invita a conocerlas.  

Gladys Sandoval, referente de la escritura en Cipolletti


Gladys Sandoval es escritora, comunicadora y referente del Centro de Docentes Jubilados y Pensionados “María Luisa Brizuela”. Nació en la localidad chilena de Valdivia y desde niña reside en Cipolletti, ciudad a la que tomó como propia y hoy es parte de su identidad. 

Tiene 6 libros de poemas propios publicados, participó en más de 40 antologías, participa recurrentemente en concursos literarios y tiene incontables reconocimientos a nivel local, provincial, nacional e internacional. Además trabajó varios años en la radio LU19 y se convirtió en locutora nacional.  

“Todos podemos ejercer el rol docente compartiendo nuestros saberes: saberes específicos y de la vida, para así todos trabajar por una auténtica comunicación” Gladys Sandoval. 

Gabriela Fleitas, bombera voluntaria de Cipolletti


Gabriela Fleitas fue la única bombero voluntaria de Cipolletti por muchos años y hoy, desde una función de transmisora de sus aprendizajes, abre las puertas del Cuartel de Bomberos a todas las mujeres que deseen romper con el estereotipo de profesiones masculinas, participando de la formación de nuevas y nuevos bomberos voluntarios. 

Ella estuvo más de 25 años en el servicio y obtuvo el rango máximo al que se puede aspirar en la cuadrilla, suboficial mayor. Tiene 49 años y toda una vida dedicada al servicio a la comunidad, trabaja de enfermera y en sus descansos solía hacer sus guardias en la Central de Bomberos del Barrio San Pablo. 

“Los bomberos convivimos con el peligro y la muerte es parte de la vida, esto me gusta y me apasiona. La sirena me acelera el corazón. Saber que vas a salir corriendo a salvar a alguien es emocionante” relató Gabriela Fleitas.  

Chola Sicolo, una defensora de los derechos de adultos mayores


Chola, o Lucia Sicolo, fue reconocida por su trayectoria de esfuerzo y trabajo en el Centro de jubilados y pensionados Nuin. Cuando le llegó su jubilación, Chola decidió hacerse socia del centro y comenzó allí su gran labor.  

Al formar parte, se unió a la comisión de damas, las mujeres que formaban parte de ella, se comprometían, participaban, en la ayuda constante a geriátricos, realizaban eventos, colectas solidarias y juntaban ropa, comida y todo aquello que necesiten las personas de bajo recursos, incluso Impulsaban la campaña de vacunación. Recaudaron fondos para realizar la construcción del edificio propio. 

Los vecinos la reconocen por su gran solidaridad y servicialidad con el otro. Además de su marcado compromiso social.

“Una gran mujer, que lucha incansablemente por los derechos de los adultos mayores, defendiendo y valorando el papel que ocupan cada uno en la sociedad, encargándose del buen trato y la atención profesional, accionando para brindar servicios y actividades a la población” expresaron desde el concejo deliberante.  

Susana Muñóz, la cara detrás de Meloza


Susana inició su viaje como emprendedora gastronómica cocinando alfajores para que sus hijos vendan luego de terminar el secundario. En el 2005 logró formar su espacio de fábrica habilitado para la elaboración de alimentos. Hoy es una promotora del perfeccionamiento y las capacitaciones a los emprendedores que buscan aprender, desarrollarse y mejorar.  

A Susana se la reconoce por Meloza, con sus bocaditos de manzana, los bombones de nuez con dulce de leche, sus chocolates, las roscas de pascuas, la caja con sabores navideños, entre otros. También elabora salado, con sándwich de pernil y sándwich vegetariano con pan integral, sus servicios de catering, entre otros. 

Ella, junto a su familia emprendedora, participa de las distintas ferias locales. Hoy los vecinos de la ciudad buscan el Food Truck de Meloza, un sueño cumplido para Susana.  

María Cóceres, su labor puesta en el merendero «Montaña de Ilusiones»


María Isabel Cóceres, de 52 años, vecina del barrio 2 de Agosto, es una de esas mujeres que todos los días paran la olla y que organizan el trabajo en el Merendero “Montaña de Ilusiones”. 

“El merendero surgió de una charla de un grupo de vecinas preocupadas por la mala alimentación de los niños y niñas del barrio. Primero ofrecieron la copa de leche y hace 5 años comenzaron con el comedor” relataron desde el concejo deliberante.  

Actualmente preparan comida para más de cuarenta familias de escasos recursos que buscan su almuerzo y su merienda en una casilla de madera, con frío o con calor, con lluvia e inundaciones, ellas siempre cocinan y organizan actividades para el barrio. Entran la leña temprano, con la ayuda de algún vecino que se ofrece a cortarla, buscan la comida de la semana en desarrollo social y administran los insumos que reciben por parte del municipio y de donaciones que gestionan todo el tiempo. 

“Lo más lindo es cuando desde el espacio pueden ayudar y solucionar los problemas de las vecinas y ser intermediaria para realizar trámites, conseguirles algún elemento que necesiten o ayudarlas con algún alimento. “Eso me hace sentir muy bien” comentó María.  

Marcela Menéndez, directora de Ruca Suyai


María es de Buenos Aires pero en el 1987 llegó a Cipolletti. En 1994 comenzó su labor en el Instituto ruca Suyai y hoy es su directora. Allí la misión es integrar niños, jóvenes y adultos con discapacidad severa.  

«Por el amor y la entrega en el acompañamiento a familias atravesadas por situaciones complejas y su empeño en mejorar el servicio junto al equipo del Instituto consideramos que Marcela es una mujer que inspira y merece el reconocimiento de la comunidad cipoleña» manifestaron desde el Concejo Deliberante.  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora